En abril del año pasado, Huawei y el fabricante de automóviles chino Seres presentaron un nuevo todocamino que se convirtió en el primer coche vendido por el gigante de la tecnología. El SF5 no fue desarrollado desde cero por la empresa oriental, aunque tuvo una gran aportación en muchos aspectos.

Sin embargo, este modelo no resultó ser un éxito de ventas para las dos firmas, y solo unos meses después adoptaron un enfoque diferente. El SF5 se transformó en un crossover más lujoso y se lanzó bajo la nueva marca AITO.

Galería: AITO M5

El AITO M5 se presentó oficialmente en diciembre del año pasado y, aunque mantiene el 'ADN' del SF5, ofrece un interior más confortable, un diseño mejorado y tecnologías actualizadas.

Nuestros amigos y colegas de Wheelsboy车轮哥 fueron de los primeros en probar el nuevo todocamino y estuvieron encantados de compartir su vídeo y su galería de fotos exclusiva con la audiencia de Motor1.com.

AITO M5 (interior)

Pero, ¿cuál fue la participación de Huawei en este vehículo? Bueno, para empezar, básicamente proporcionó los motores eléctricos para el tren motriz híbrido. El M5 también utiliza un motor de gasolina turboalimentado de 1,5 litros de cilindrada, que funciona como generador y no llega a impulsar las ruedas.

AITO M5 (interior)

Dependiendo de la versión, la potencia del sistema es de 272, 428 o 496 CV. Huawei también ha trabajado en la electrónica del coche y ha suministrado su sistema de infoentretenimiento, del que el protagonista de este vídeo afirma que es uno de los mejores del sector.

AITO M5 (exterior)

El modelo más potente, el que aparece en el vídeo, tiene un paquete de baterías relativamente grande, de 40 kWh de capacidad, que debería ser suficiente para una autonomía de unos 150 kilómetros, si nos creemos las cifras certificadas del ciclo WLTP, a lo que habría que sumar el aporte energético del segundo motor.

Esta versión puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en solo 4,4 segundos. Cuando la batería se agota, el motor de combustión podría proporcionar otros 900 kilómetros de autonomía mixta ICE-EV (combustión+electricidad), similar a un modelo de autonomía extendida, como el Opel Ampera, por ejemplo.

AITO M5 (interior)

Una de las características más extravagantes que tiene este coche (muchos coches chinos nuevos la comparten, por cierto) es un sistema que simula diferentes sonidos del motor y del escape. Lo más interesante es que también genera sonidos falsos, capaces de simular los cambios de marcha de la transmisión.