Aunque parezca o suene increíble, el MINI Paceman podría reaparecer en la gama de producto del fabricante británico en el año 2024. Este rumor procede de la revista británica Car, citando sus propias fuentes. 

Eso sí, el coche se adaptaría a los requerimientos del futuro. Por lo tanto, se convertiría en un SUV eléctrico con puertas traseras. Es más, se habla de un vehículo con tracción total, por lo que contaría con dos motores, uno en el tren delantero y otro en el trasero. 

Si recuerdas, el MINI Paceman original se ensambló en la planta austriaca de Magna Steyr, entre 2012 y 2016. Se trataba del equivalente coupé del Countryman (abajo, en la galería de fotos) y, al ser un modelo de nicho, sus niveles de ventas fueron bajos, lo que motivó el cese anticipado de su producción.

Galería: MINI Countryman 2020

Volviendo al hipotético nuevo Paceman, podría emplear una nueva plataforma desarrollada en Múnich específicamente para coches eléctricos, que se fabricará en China.

Por tamaño, sería un todocamino de claro corte urbano, al estilo del Opel Mokka, aunque gracias a su arquitectura, con la batería en el suelo del coche, la habitabilidad sería mucho más destacada que la del Paceman térmico. 

Uno de sus rivales podría ser el nuevo Ford Puma EV, previsto para dentro de dos años, en 2024, que si bien pertenece a una marca generalista, tendría el mismo tacto deportivo y pasional. 

En cuanto al Countryman, también tendrá una variante totalmente eléctrica, pero continuará con alternativas enchufables. Este modelo crecerá aún más de tamaño y se construirá en la planta de Leipzig.

Como ya te informamos, hace casi exactamente un año, MINI anunció su intención de convertirse en una marca totalmente eléctrica en 2030. Su último modelo nuevo con motor de combustión se mostrará en 2025.