El Toleman-Hart TG184-2 con el que Ayrton Senna hizo historia al acabar segundo en el GP de Mónaco de F1, en 1984, ha sido restaurado y aparecerá en un documental de televisión dedicado a repasar la historia de una de las escuderías inglesas más modestas y recordadas que compitió en la Fórmula 1, entre 1981 y 1985.

El expiloto de F1 y comentarista Martin Brundle confirmó que está trabajando en este documental (que se emitirá en Sky TV a finales de año) y que participó en una jornada de filmación en el circuito británico de Brands Hatch, en la ciudad de Kent, en el que los viejos monoplazas Toleman de F1 volvieron a tener contacto con el asfalto. 

Galería: Toleman-Hart TG184-2 Ayrton Senna

"Gran día en Brands Hatch filmando la notable historia de Toleman F1. Los cinco modelos TG en pista, con muchos de los jefes, diseñadores y pilotos también. Corsarios que se enfrentaron al poder de la F1 y casi ganaron en Mónaco con Ayrton Senna", remarcó Brundle. 

La hazaña de Senna con Toleman

Ayrton Senna debutó en la Fórmula 1 en 1984 con Toleman, una de las escuderías más modestas de la categoría de ese momento. De inmediato, se notó el talento del piloto brasileño al conseguir dos sextos puestos en el circuito de Kyalami y en el GP de Bélgica, que atrajeron la atención de la prensa internacional especializada. 

Toleman-Hart TG184-2 Ayrton Senna

Su mejor actuación del año llegaría en la sexta cita del campeonato, disputada en Mónaco el 3 de junio de 1984. Allí, bajo una lluvia torrencial obtuvo un histórico segundo puesto que debió haber sido un claro triunfo si Prost no hubiera hecho presión, pidiendo a los comisarios deportivos que detuvieran la carrera. 

Toleman-Hart TG184-2 Ayrton Senna

Desde ese momento, todos comprendieron que Senna tenía un talento innato para conducir un monoplaza y comenzó su ascenso meteórico al estrellato mundial. Al año siguiente fichó por Lotus, escudería con la que conseguiría sus primeras victorias. Después, se forjó la leyenda...

 

James Hunt, que estaba comentando la carrera para la TV, destacó en un comentario: "Desde un punto de vista purista y desapasionado, no hay ningún motivo para detener la carrera". Su frase tiene un correlato interesante. Cuando él se consagró campeón del mundo, en 1976, lo hizo bajo una copiosa tormenta en el circuito de Fuji (Japón).

Toleman-Hart TG184-2 Ayrton Senna

Todos recuerdan a Ayrton festejando con su brazo derecho levantado como si hubiera sido el vencedor de la carrera y hay pasajes muy emocionantes del comentarista brasileño Galvão Bueno de la cadena O´Globo.