A lo largo de la historia del automóvil ha habido muchos vehículos 'bautizados' con el apodo de bestia. Conocemos ejemplos de todo tipo y condición. Sin embargo, muchos de ellos nunca sonaron de una forma tan atronadora como este kart bestial.

Te presentamos a Robert Maddox, o Rocketman según se denomina en su canal de YouTube. Hace poco publicó este vídeo (¿absurdo?), y si ya le has dado al play, su expresión lo dice todo.

Francamente, no podemos imaginar a nadie que no tenga una expresión similar sentado tan cerca de unos tubos de acero al rojo vivo, sobre una especie de tablón con ruedas, propulsado por una turbina.

Galería: Bugkart Wasowski by Aldekas Studio

El vídeo no ofrece mucha información sobre la construcción, pero tampoco hay que imaginarse mucho. Debes coger un chasis tubular, añade cuatro ruedas, un asiento, un volante, una botella de propano, tres turbinas (pulsejets) y voilá: tendrás un kart bestial.

Incluso el motor es bastante sencillo. Un propulsor de chorro pulsante es básicamente una mezcla de aire y combustible en una cámara de combustión, con la explosión canalizada por la parte trasera para provocar el empuje necesario.

En el diseño de Maddox no hay válvulas, y de la naturaleza pulsante de la detonación viene el nombre (y el extraño sonido). La desventaja del diseño de chorro de pulso es que no es muy eficiente, pero cuando se tienen tres de ellos atornillados a un chasis de peso pluma, no se necesita mucho empuje para divertirse.

Bugkart Wasowski by Aldekas Studio

Y efectivamente, esto se traduce en una gran diversión. Según la descripción del vídeo, Maddox ha conducido con una sola mano a velocidades de hasta 145 km/h cuando no llevaba la cámara.

Un simple acelerador controla la velocidad, y por lo que vale, el equipo parece bastante estable rodando por el lecho del lago salado. Y seguro que también es agradable y cálido para divertirse en las noches frías del desierto. Eso sí, no te apoyes en el motor cuando te pares a descansar.

Bugkart Wasowski by Aldekas Studio

Al visitar la página de Maddox vemos que este no es su primer proyecto ni mucho menos. Ha construido múltiples karts, motocicletas, un monopatín con pulsejet y ofrece motores terminados, así como kits y planes para que la gente construya su propia 'bestia'.