Una pregunta que seguro que muchos se han hecho es si un kart puede ganar a todo un Ferrari, una de las marcas por excelencia del automovilismo. Driven Media se hizo la misma cuestión, y quiso salir de dudas poniendo a prueba un Ferrari 488 Pista y un Superkart.

Ferrari 488 vs. Superkart

El Superkart está diseñado para ayudar en la transición a los monoplazas y que los jóvenes pilotos lleguen a categorías superiores, como la Fórmula 4 y Fórmula 3, con la preparación necesaria. Estas son las competiciones previas antes de dar el gran salto y disputar la Fórmula 2, antes de subir a la cumbre, la Fórmula 1, si es que se da el caso.

Estas máquinas no son ningún juguete, pues poseen un motor bicilíndrico, con 250 cm3 y 2 tiempos, que entrega unos 80 CV, combinado con una transmisión secuencial de 6 velocidades.

Un Superkart puede pasar de 0 a 60 mph (96 km/h) en menos de 2 segundos, incluso tiene récords de vuelta absolutos en algunos trazados, superando a coches de las categorías GT3 y de la propia Fórmula 3. Esto hace que sea todo un lobo con piel de cordero.

Su rival es el Ferrari 488 Pista, un modelo que marcó el comienzo de una nueva era, ya que los de Maranello reemplazaron el 458 de aspiración natural con el 488 GTB turboalimentado. El 488 Pista se introdujo al final de la producción como una variante centrada en los circuitos, con un motor V8 biturbo de 3,9 litros que ofrece 720 CV y 770 Nm de par máximo. Todo esto se gestiona a través de una transmisión de doble embrague de siete velocidades, que se diseñó para ser más veloz que la del 488 GTB normal.

Con todas las presentaciones hechas, es hora de poner a prueba estas dos máquinas. En la carrera de velocidad, el Ferrari, gracias a su potente V8 vence, aunque no por mucho, pues el ligero peso del Superkart hace que acelere rápidamente.

Ferrari 488 vs. Superkart

A continuación, toca la frenada. Los dos vehículos van a velocidad constante y frenan en el mismo punto para comprobar quién necesita menos metros para pararse completamente. Aquí hay más dudas, pues el Superkart, cuando calienta los neumáticos, frena mucho antes que el Ferrari, pero el de Maranello lo supera en dos de los tres intentos.

La última prueba consiste en una especie de 'slalom' sobre el asfalto mojado. Se va subiendo la velocidad en las sucesivas tentativas y pierde quien toque los conos. En este caso, la maniobrabilidad del Superkart se nota y se hace con la victoria.

No se puede declarar un claro ganador, a pesar de que el Ferrari 488 Pista ha ganado en dos de las tres pruebas. No obstante, resulta curioso contemplar un duelo entre dos contrincantes tan diferentes, pero con un rendimiento muy parecido... ¿qué opinas? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales.

Galería: Ferrari 488 Pista Spider (subasta RM Sotheby's)