La nueva generación del BMW Serie 1 apareció hace ya tres años, en 2019, pero el fabricante de Múnich ya está preparando una puesta al día para su modelo compacto, que podría ser algo más que un ligero restyling, a tenor de las primeras fotos espía.

Y es que este renovado Serie 1 de BMW acaba de ser 'cazado' por primera vez en fotografías espía, todavía como prototipo de pruebas y hasta arriba de camuflaje, pero ya podemos ver que habrá una evolución a nivel estético.

El frontal, por ejemplo, parece diferir con respecto al del modelo saliente, gracias a ciertos detalles que llaman la atención, como unos faros con nuevas formas, más estilizados y redondeados, un paragolpes rediseñado o una parrilla que podría crecer ligeramente en tamaño.

En la zaga se esperan cambios similares, quizá con faros y paragolpes de nueva factura, si bien el denso camuflaje hace complicado entrever las formas generales del vehículo. Probablemente haya nuevos pilotos, o quizá BMW decida simplemente actualizar el diseño de su firma lumínica.

De momento nada se sabe del interior, pero cabe recordar que el Serie 1 actual ya cuenta con un cuadro de instrumentos digital, por ejemplo, así que quizá haya que conformarse con una ligera ganancia a nivel de pulgadas para las pantallas, por ejemplo, o alguna otra novedad tecnológica, como el último sistema multimedia de la casa, el iDrive 8.

Los detalles sobre las motorizaciones son todavía un misterio, aunque se piensa que no habrá demasiados cambios, por lo que deberían mantenerse las versiones gasolina 116i, 118i y 120i, así como los diésel, 116d, 118d y 120d, estos ya probablemente como microhíbridos o mild hybrid, gracias al apoyo de un pequeño motor eléctrico.

También se habla de una posible versión híbrida enchufable, probablemente derivada del Serie 2 Active Tourer o del X1, así como un futuro Serie 1 eléctrico, más adelante. En lo alto de la gama deberían mantenerse también los 128ti y M135i xDrive, ambos de gasolina, con 265 y 306 CV, respectivamente.

En principio, este restyling del BMW Serie 1 de nueva generación debería presentarse a finales de este año 2022, con lanzamiento comercial en 2023, aunque el camuflaje extremo de este prototipo de pruebas hace pensar que podría estar todavía en una fase temprana de desarrollo, lo que podría retrasar su llegada al mercado.