Más allá de la controversia sobre si CUPRA solo debería comercializar coches de altas prestaciones, lo cierto es que el CUPRA Formentor de 150 CV, tanto el gasolina TSI como el turbodiésel TDI, funciona a las mil maravillas en nuestro mercado.

Entonces, ¿por qué no aplicar la misma fórmula en el CUPRA León y comercializarlo con estos dos motores? Vale, tendría las prestaciones de un SEAT León, pero la imagen deportiva sería mucho más impactante, ¿no te parece?

Al fin y al cabo, como solemos recordar, hay muchas marcas que presentan líneas deportivas para vehículos con potencias normales (ST-Line de Ford, N Line de Hyundai, R-Line de Volkswagen...) y suelen tener mucho éxito. 

Galería: CUPRA León 300 CV y León Sportstourer 310 CV

En la actualidad, el CUPRA León está a la venta con carrocerías de cinco puertas y familiar (Sportstourer). Las opciones mecánicas van desde los 204 CV de la versión e-HYBRID enchufable hasta los 310 CV del motor turbo de gasolina 2.0 TSI. 

Un SEAT León TSI de 150 CV con caja manual de seis velocidades y acabado FR declara una velocidad punta de 218 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,9 segundos. ¿Las consideras cifras suficientes para un CUPRA León?

Aunque CUPRA es una marca muy joven y tiene mucho recorrido por delante, lo ideal sería que las ventas no solo recayeran en un único modelo, en este caso el Formentor, sino que se distribuyeran en más modelos, de ahí esta propuesta.  

Cabe recordar que el CUPRA León 5p, con 380 litros de maletero (270 los e-HYBRID), está ahora mismo a la venta desde 39.620 euros, mientras que por el familiar Sportstourer, con 620 litros de maletero (470 los e-HYBRID), la marca española pide como mínimo 40.230 euros.

Nos encantaría que dejaras tu opinión sobre este hipotético compacto de 150 CV en nuestros perfiles de redes sociales. Seguro que se genera un debate muy interesante y rico en ideas.