Sin duda, uno de los SUV de moda en la actualidad es el CUPRA Formentor, que ha permitido a la marca española ser la que más ha crecido en nuestro mercado respecto a 2020. No en vano, aglutinó el 80% de las ventas de la firma durante 2021, con 9.208 unidades.

¿Cuáles son sus cualidades? La primera es el efecto de novedad absoluta que ha supuesto entre los clientes por la calle, pues es el primer CUPRA que no se basa en un SEAT. De hecho, mucha gente ha descubierto la marca a partir de este coche. 

Por supuesto, otro de sus puntos fuertes es el diseño, con una línea deportiva muy marcada, gracias a los trazos plasmados por el equipo liderado por Alejandro Mesonero-Romanos, que ahora trabaja para Alfa Romeo, después de un breve paso por Dacia

Galería: Prueba CUPRA Formentor TDI 2021

También hay que destacar el apartado práctico, pues a pesar de su línea coupé, ofrece unas plazas traseras bastante amplias, incluso para adultos de talla alta, y un maletero muy aprovechable, con 450 litros en el mejor de los casos. 

Obviamente, contar con una amplia gama mecánica ayuda a que ningún cliente 'se escape' del concesionario sin su versión ideal. Así las cosas, el CUPRA Formentor dispone de cuatro motores de gasolina TSI, con 150, 190, 245 y 310 CV, más un propulsor turbodiésel TDI de 150 CV y dos variantes híbridas enchufables, con 204 y 245 CV (con etiqueta 0 de la DGT).

No se me olvida la joya de la corona, el Formentor VZ5, que esconde debajo del capó nada menos que el propulsor 2.5 TSI, con cinco cilindros en línea y de origen Audi, que entrega 390 CV (400 da en los modelos de la firma de los cuatro aros). Acelera de 0 a 100 en tan solo 4,2 segundos y cuesta 62.840 euros.

Prueba CUPRA Formentor TDI

Un coche con una línea tan pasional debe estar a la altura también en el apartado del chasis y el Formentor cumple con nota en este apartado. Es más, es uno de los SUV compactos con un tacto más destacado cuando la carretera se retuerce, sin recurrir a una suspensión excesivamente seca. 

¿Algún punto mejorable? Sí, lo hay. Por ejemplo, tener que recurrir a la pantalla central para gobernar casi todo del coche, hasta la climatización. Es verdad que para regular la temperatura hay teclas de acceso directo, pero no se iluminan, así que no se ven bien ni de noche ni en un garaje. 

Te invitamos a que leas y veas las dos pruebas que tienes justo arriba y al final de este texto, para que te puedas empapar aún más de las sensaciones que hemos obtenido del Formentor al conducirlo. Tan solo nos queda recordar que las tarifas de este todocamino tan exitoso comienzan en 32.400 euros.