La famosa compañía estadounidense Tesla, capitaneada por Elon Musk, ha anunciado sus resultados de 2021, y las cifras son verdaderamente impresionantes, en línea con los ambiciosos planes del fabricante de coches eléctricos.

A pesar de los retos a los que se ha enfrentado la industria este año, como los problemas en la cadena de suministros y la crisis mundial de chips, Tesla ha conseguido entregar un total de 936.172 coches, sumando todos sus modelos, lo que supone un incremento del 87,4% con respecto a las entregas del año 2020.

El fabricante, que ha trasladado su sede de Palo Alto, en California, a la ciudad de Austin, en Texas, ha superado con creces el objetivo que se propuso el pasado mes de enero, de aumentar su producción y sus entregas a una media del 50% anual.

Galería: Prueba Tesla Model Y 2022

Del total de coches vendidos por la marca, la gran mayoría corresponde a sus dos modelos más nuevos, que también son los más pequeños y asequibles del catálogo.

Hablamos de los Tesla Model 3 y Tesla Model Y, que han sumado 911.208 unidades comercializadas durante el año 2021, frente a las 24.964 unidades de los Model S y X.

Solo en el último trimestre del año, Tesla entregó 308.600 coches, apenas unos meses después de que, durante el segundo trimestre, superara por primea vez la barrera de los 200.000 coches entregados. A este paso, lograr 1,5 millones de coches vendidos en 2022 no parece una idea disparatada.

Prueba Tesla Model Y 2022

Es cierto que el pasado mes de octubre Tesla recibió un pedido de 100.000 vehículos eléctricos de la empresa de alquiler Hertz, pero no creemos que estos coches hayan sido entregados en 2021, por lo que no deberían haber afectado al rendimiento anual de la firma.

En España los vehículos eléctricos puros ya representan en torno a un 2,7% de las matriculaciones, y el más vendido durante 2021 ha sido precisamente el Tesla Model 3, del que se han matriculado 2.853 ejemplares, es decir, un 12,05% del total de eléctricos.