La 'startup' de vehículos eléctricos con sede en Arkansas, Canoo, ha anunciado que acaba de cancelar su acuerdo con la empresa holandesa VDL Nedcar, que se suponía que proporcionaría sus instalaciones de producción para la fabricación de la furgoneta eléctrica Lifestyle.

Canoo ahora dice que en lugar de ensamblar el vehículo eléctrico en los Países Bajos, comenzará la producción en Estados Unidos. La compañía ahora está construyendo sus propias fábricas en el noroeste de Arkansas y Pryor, Oklahoma. Esto ayudará a la marca a reducir la vulnerabilidad de las cadenas de suministro y reducirá los costes de envío desde el extranjero.

Galería: Canoo Lifestyle furgoneta electrica

Además, la medida también afectará la velocidad del desarrollo de nuevos modelos, acelerará el I+ D de la empresa y aumentará el número de puestos de trabajo en industrias relacionadas, fundamentalmente, los proveedores.

En este sentido, Tony Akila, presidente y director ejecutivo de Canoo afirmó: "Apreciamos los esfuerzos que realizó VDL Nedcar para proporcionarnos fabricación por contrato, pero descubrimos que la construcción en Estados Unidos se adapta mejor a nuestros objetivos. El apoyo de Oklahoma y Arkansas nos permitirá alcanzar la etapa de producción completa antes y con menos riesgo".

Canoo Lifestyle furgoneta eléctrica

Con el contrato de fabricación cancelado ahora, VDL Nedcar reembolsará el prepago de 30,4 millones de dólares (casi 27 millones de euros), que recibió por parte de Canoo, y la empresa matriz VDL Groep comprará acciones de Canoo por valor de 8,4 millones de dólares (7,4 millones de euros aproximadamente). 

Canoo Lifestyle furgoneta eléctrica

Por otra parte, la compañía estadounidense dice que todavía está explorando las posibilidades de una futura colaboración con VDL Groep en Europa. De lo que se puede deducir que la ruptura del acuerdo no ha sido de forma abrupta.

Canoo Lifestyle furgoneta eléctrica

En cuanto a los planes de producción en Estados Unidos, la construcción de la planta en Oklahoma de acuerdo con el plan debería estar terminada a finales de 2023. Según estimaciones preliminares, este centro de Oklahoma podrá producir más de 150.000 vehículos por año. 

Sin embargo, la ubicación en Arkansas comenzará a funcionar mucho antes, durante el próximo año. Está previsto producir de 3.000 a 6.000 vehículos eléctricos en 2022. Una cifra razonable si tenemos en cuanta el poco tiempo que lleva el proyecto en marcha.

Canoo Lifestyle furgoneta eléctrica

A modo de comparación, en los Países Bajos en 2022, la producción no habría superado los 1.000 coches. En 2023, la empresa prevé comercializar entre 14.000 y 17.000 Canoo Lifestyle. En los próximos años, 2024 y 2025, la producción debería aumentar aún más: siendo de entre 40.000 a 50.000 y de 70.000 a 80.000 unidades, respectivamente.