A finales de los años 80, BMW puso en liza un curioso modelo descapotable del que a buen seguro aún te acuerdas: el Z1. Un coche que, si bien no destacaba por su gran potencia, ya que su motor de 2,5 litros entregaba 170 CV de potencia, sí que pasó a la historia por su llamativo diseño.

A fin de cuentas, quién no recuerda sus curiosas puertas, que en lugar de abrirse de manera convencional, se movían hacia abajo, escondiéndose por dentro de la propia carrocería.

De hecho, hay mucha gente que considera a este modelo el antepasado más cercano del BMW Z3, un exitoso roadster que se presentó en el año 1995. Sin embargo, escarbando en los archivos de BMW, nos hemos encontrado con un curioso prototipo olvidado...

Galería: Prototipos olvidados: BMW Z1 Coupe Prototype (1988)

Su nombre es BMW Z1 Coupe Prototype y fue creado por BMW Technik GmbH en 1988. Si no te suena de nada ese nombre, te diremos que se trataba de un departamento nacido para desarrollar concept cars, que acabó transformándose en lo que hoy en día es BMW Forschung und Technik GmbH.

Pues bien, dicho departamento tuvo entre sus labores crear varios prototipos sobre la base del Z1. Uno de los que vio la luz fue este Z1 Coupe Prototype, que exploraba el potencial del modelo como un coupé al uso y, porqué no decirlo, con ciertos rasgos de crossover.

Algo que se aprecia en unos neumáticos específicos, preparados para conducción off-road, pero también en una elevada distancia libre al suelo y en unas barras de techo longitudinales, que potencian el aspecto práctico de un coche que no tiene demasiado maletero.

Sin embargo, si este modelo nos ha llamado la atención es por haber adelantado algunos de los rasgos estéticos que más tarde veríamos en el Z3 de producción que, por cierto, también contó con una versión coupé, lanzada algo más tarde.

Hablamos, sin ir más lejos, del alargado capó, el diseño de los faros, sus proporciones o los trazos de la zaga, todos ellos, elementos que acabarían inspirando al Z3 de producción final.

Sobre el prototipo en cuestión, no se conocen muchos datos técnicos, aunque equipaba un motor de seis cilindros en línea, con 170 CV que se enviaban a las ruedas traseras, y podía alcanzar los 225 km/h de velocidad máxima. Además, mantenía el curioso sistema de apertura de puertas, que por supuesto desapareció en el Z3 definitivo.

Galería: BMW Z3 Coupé