2JZ son tres letras sagradas para los cientos de miles de fans del Toyota Supra en todo el mundo. El motor de seis cilindros en línea de los años 90 fue probablemente uno de los mayores éxitos de Toyota de todos los tiempos y ver algunos Supra modernos con 'trasplantes' de este propulsor debería ser prueba suficiente para dar validez a esa afirmación.

Pero por favor, amigos, sed tolerantes con la conversión que te estamos mostrando en este artículo. Desde luego, no es una cualquiera, porque un ejemplar de la cuarta generación del deportivo japonés (la actual es la quinta) se ha transformado en un todoterreno con motor turbodiésel.

Galería: Prueba Toyota GR Supra Pure 2.0 258 CV

Por lo que podemos ver, la idea principal era probablemente construir un vehículo para el campo basado en un Supra. El coche disfruta de una gran altura libre al suelo, infinitamente mayor que la del modelo de serie, además de neumáticos con una sección enorme.

Obviamente, se han ensanchado los pasos de rueda y se ha recortado la parte inferior de la carrocería. También tiene una baca y, posiblemente, es uno de los pocos Supra del mundo con un gancho de remolque.

Como puedes ver, la carrocería está acabada en negro mate y para la conducción nocturna, dispone de dos grandes barras de LED instaladas en el techo. ¡Menuda transformación!

Por desgracia, no sabemos mucho sobre las especificaciones del motor, aunque se puede ver fácilmente que hay un enorme turbocompresor que sobresale del capó. En algún momento, se puede escuchar el propulsor y la verdad es que suena como un tanque.

Otra sorpresa es que este Supra cuenta con suspensión neumática, con lo que se puede variar la altura libre en función del terreno. Así, si el coche se desplaza por la carretera, va en una posición más baja que atravesando caminos. 

En definitiva, se trata de un proyecto impresionante y realmente único. Seguro que no a todo el mundo le gusta que un Supra se convierta en un todoterreno, pero para aquellos que aprecian las ideas especiales, esta es digna de estudio. ¡No te pierdas el vídeo adjunto!