Bugatti es una de las firmas más exclusivas del mundo y, por lo tanto, una de las que fabrica los coches más veloces. Prueba de ello es el Bugatti Veyron 16.4, que rompió la barrera de los 400 km/h en 2005, aunque no es la única obra maestra de los franceses.

Más recientemente, el Bugatti Chiron Super Sport 300+ alcanzó los 490,484 km/h de velocidad punta, aunque no posee el récord oficial, ya que era un prototipo y, además, solo pudo afrontar la pista de pruebas en un sentido, y se necesitan dos pasadas, una de ida y otra de vuelta, para que la marca sea válida.

Galería: Bugatti Bolide

Ya conocemos lo increíblemente rápidos que son sus vehículos, pero ahora pasan al siguiente escalón. El Bugatti Bolide es un Chiron transformado en un brutal coche de carreras, que acaba de ser considerado el hiperdeportivo más bello del mundo en el Festival Automobile International de París. ¿Por qué lo ha logrado?

La respuesta se obtiene mirando las galerías de fotos adjuntas, ya que desde cualquier ángulo, el Bolide es simplemente espectacular. Además, el modelo de producción, que comenzará a entregarse en 2024, se parece muchísimo al espectacular concept. 

Claro, la belleza se paga... y mucho. El modelo galo cuesta 4 millones de euros, antes de impuestos, y solo se podrá utilizar en circuitos de velocidad. La producción quedará limitada a 40 unidades.

Galería: Bugatti Bolide: versión de producción

Los requisitos para la obtención del premio eran un vehículo de producción en serie, con un coste de más de 60.000 euros, de claro diseño deportivo y con altas prestaciones. Sin duda, todas estas cualidades las reúne el 'Bugatti más extremo jamás construido'.

Bugatti Bolide

Si nos centramos en su 'fuerza bruta', adopta el conocido motor 8.0 W16, con cuatro turbos, capaz de entregar hasta 1.850 CV de potencia en el prototipo, aunque esa cifra queda rebajada a 1.600 CV en el modelo de producción.

Igualmente, el peso es más elevado en el coche de calle, de ahí que la relación peso/potencia del concept, 0,67 kg/CV, se eleve a 0,90. No obstante, siguen siendo cifras sublimes y no aptas para cualquier cuello en aceleraciones. 

Bugatti Bolíde

Volviendo al prototipo, puede pasar de 0 a 100 km/h en 2,17 segundos, aunque sorprende aún más su aceleración hasta los 200 y 300 km/h, en solo 4,36 y 7,37 segundos, respectivamente. También puede llegar a 400 km/h en 12,08 segundos y en 20,16 segundos a 500 km/h.

Bugatti Bolíde

Esta belleza de 4,75 metros de longitud, 1,99 de anchura y 995 milímetros de altura, presenta un chasis monocasco de carbono, frenos carbocerámicos y unas llantas de magnesio, pero también un colector de admisión en el techo, que mejora la aerodinámica. El Bugatti Bolide, a 320 km/h, puede generar 1.800 kilos de fuerza descendente sobre el tren trasero y 800 sobre el delantero.

Bugatti Bolíde

En cuanto a la estética, los faros y pilotos llaman mucho la atención, y pueden haber sido la razón de que haya sido premiado. Su forma en X hace referencia al avión Bell X-1, con el que Chuck Yeager se convirtió en el primer hombre en romper la barrera del sonido en 1947.