En enero de 2018, el fabricante nipón Toyota desveló un prototipo de calle de su hiperdeportivo eléctrico de carreras, el Toyota GR Super Sport, pero a medida que pasa el tiempo, cada vez parece menos probable que finalmente se comercialice.

De hecho, en agosto aparecieron los primeros rumores en medios japoneses sobre la posibilidad de que Toyota hubiera cancelado su desarrollo tras un incidente en el circuito de pruebas Fuji Speedway, en el que uno de los prototipos se habría incendiado tras una colisión.

Galería: Toyota GR Super Sport en Le Mans 2020

A raíz de estos rumores en la prensa nipona, algunas publicaciones como The Drive han intentado contactar con Toyota para confirmar si el desarrollo del GR Super Sport continúa o no.

La marca se ha limitado a asegurar, a través del responsable de comunicación de competición de Toyota Norteamérica, Sam Mahoney, que "el GR Super Sport sigue siendo un prototipo en este momento, mientras Toyota estudia el potencial de comercialización del coche".

Toyota GR Super Sport Concept

Así pues, lo que está claro es que el hiperdeportivo todavía no ha recibido la luz verde para la producción, por lo que es probable que Toyota todavía esté barajando si lanzarlo o no. De momento, eso sí, no parece que el proyecto se haya cancelado, así que aún hay esperanza.

Si bien Toyota habló en el pasado sobre un modelo de calle, la realidad es que la nueva normativa de hipercoches de Le Mans no requiere que se fabriquen ejemplares 'matriculables' para la homologación del coche de carreras.

Toyota GR Super Sport Concept

Las últimas especulaciones sobre las especificaciones técnicas de este Toyota GR Super Sport hablaban de un sistema híbrido basado en un bloque V6 de gasolina, con una potencia del orden de 1.000 CV.

Otro hiperdeportivo de calle basado en tecnología de competición que está teniendo problemas para aterrizar finalmente en el mercado es el Mercedes-AMG ONE, con un sistema de propulsión también híbrido, basado en un motor V6 de Fórmula 1. La marca lo desveló en 2017, pero, cuatro años después, todavía no se ha presentado la versión definitiva.