No es ningún secreto que los pilotos de Fórmula 1 son deportistas de élite, con físicos trabajados en el gimnasio. El campeón del mundo del año 2009 con el equipo Brawn GP, Jenson Button, no es una excepción y, a pesar de que ya no compite en la máxima categoría, sigue practicando deporte.

El británico es un consumado participante en triatlones de todo el mundo, incluso ha ganado en alguna ocasión, como en el año 2017 en Santa Rosa (California). Para poder participar, es necesario llevar bastante material, como la bicicleta o la ropa de cambio, por lo que Button contaba con una Volkswagen Type 2 (T1) Splitscreen del año 1956.

Galería: Volkswagen Splitscreen de 1956 de Jenson Button

Ahora que es padre de un niño y una niña, ya no dispone de tanto tiempo para disfrutar de su afición, por lo que decidió desprenderse de la furgoneta. La casa de subastas Collecting Cars se encargó de hacerlo, y alcanzó finalmente un precio de venta de 28.250 libras esterlinas (unos 32.710 euros al cambio actual).

La Volkswagen Splitscreen del piloto posee un motor de gasolina 'Bernie Burgmann' de 2,0 litros, capaz de producir 192 CV de potencia, que se transmiten a las ruedas traseras mediante una caja de cambios manual de cuatro velocidades, con una palanca Hurst.

Volkswagen Splitscreen de 1956 de Jenson Button

En un principio, esta furgoneta no estaba en Reino Unido, el país natal de Button, pero se importó y se matriculó en el año 2007. Tampoco estaba al gusto del propietario, por lo que los conocidos especialistas en Volkswagen, Terry's Beetles, le añadieron un motor y una suspensión nuevas en una restauración que duró dos años, de 2008 a 2010.

Volkswagen Splitscreen de 1956 de Jenson Button

El vehículo posee una suspensión trasera independiente, con amortiguadores Toxic rebajados, además de un cuadro de mandos con nuevos indicadores y un cuentarrevoluciones Sport-Comp. También disfruta de un radiador Mocal para el aceite, una nueva cremallera de dirección y discos de freno en las cuatro ruedas.

Volkswagen Splitscreen de 1956 de Jenson Button

La unidad cuenta con un diseño bastante peculiar, con puertas a ambos lados que se abren hacia el exterior y permiten cargar de todo en el vehículo, además de unas llantas Porsche Fuchs de 16 pulgadas, neumáticos Toyo Proxes y una carrocería con colores rojo y blanco, que combinan con los logos de Ichiban Triathlon Team y Make-A-Wish Foundation.

Volkswagen Splitscreen de 1956 de Jenson Button

La Volkswagen Splitscreen de 1956 se mantiene en perfecto estado y, a pesar de que como vehículo histórico no tiene necesidad de pasar la ITV británica, el vendedor ha incluido un certificado de inspección técnica para la tranquilidad del nuevo propietario.

Fuente: Collecting Cars