Una trayectoria con 17 temporadas en la Fórmula 1 dan para mucho. Un campeonato del mundo, 15 victorias y 50 podios son cifras de una leyenda que ha probado todo tipo de coches. Sin embargo, alguien ligado al automovilismo no puede resistirse a conducir un Porsche 911.

El piloto británico Jenson Button tiene en su garaje una unidad de la firma de Stuttgart. Se trata del Porsche 911 Turbo, y ahora está a subasta en la web Collectingcars.com hasta hoy, día 2 de septiembre de 2021.

Galería: Porsche 911 de Jenson Button a subasta

El ejemplar se fabricó en 1994 tras un pedido del sultán de Brunei. Más tarde, el vehículo llegó a Reino Unido, y Jenson Button aprovechó la oportunidad para adquirirlo.

Según la descripción, este es uno de los pocos 964 equipados con el paquete de actualización X88 y la extraña pintura metálica Horizon Blue. El equipamiento exclusivo se combina con interiores de cuero en azul marino, asientos ajustables electrónicamente, algo bastante raro en los años 90, y unas llantas de aleación Speedline de 18 pulgadas.

Porsche 911 de Jenson Button

La pintura y el interior son los originales de un coche que ha recorrido poco más de 30.000 kilómetros. Hay algunas pequeñas abolladuras en la carrocería, pero nada que una buena restauración no pueda solucionar.

Porsche 911 de Jenson Button

El vehículo cuenta con un bloque bóxer 3.6 turbo que entrega 385 CV de potencia y 520 Nm de par motor máximo. El corazón del 911 aún es capaz de provocar intensas emociones, a pesar de que han pasado más de dos décadas desde su fabricación.

Porsche 911 de Jenson Button

Así lo demuestra el periodista británico Chris Harris, conocido por su papel de presentador en Top Gear desde 2016. Harris pudo probar el modelo a subasta y transmitir todo lo que la máquina de Zuffenhausen aún da de sí.

Porsche 911 de Jenson Button

La historia de esta unidad se detalla cuidadosamente en un documento, además de que cuenta con un certificado de autenticidad firmado por la marca, indicando que se trata de un modelo exclusivo.

La subasta comenzó con 10.000 libras (unos 11.000 euros al cambio actual), sin embargo, las ofertas se dispararon rápidamente hasta más de 250.000 libras (alrededor de 290.000 euros al cambio). La cuenta atrás para hacerse con este 911 es cada vez menor, y se espera que quien se lleve a su garaje el coche, tenga que desembolsar aún más dinero.

Fuente: Collectingcars.com