Es hora de una nueva carrera entre dos grandes competidores. Uno cuenta con la brutal aceleración eléctrica, mientras que el otro posee un poderoso motor de combustión interna. Así se presentan el Audi RS e-tron GT y el Mercedes-AMG E 63 S, dos modelos con ADN alemán, pero muy distintos entre sí.

La gente de Carwow enfrentó cara a cara estas dos bestias de más de 600 CV de potencia, cada uno con sus ventajas y defectos. Lo que es seguro es que será una ajustada lucha entre electricidad y gasolina.

Galería: Audi RS e-tron GT vs. Mercedes-AMG E6 3 S

El Mercedes-AMG E 63 S se presenta con un motor V8 biturbo de 4,0 litros, que genera 612 CV de potencia y 850 Nm de par máximo. Esto ayuda, y mucho, para mover, mediante la tracción total, el vehículo de 1.955 kilogramos de peso.

Por otro lado, el Audi RS e-tron GT emplea dos motores eléctricos que ofrecen 646 CV de potencia combinada (475 kW) y 830 Nm de par máximo, con la función Boost, que disparan al coche germano nada más pisar el pedal del acelerador. No obstante, el deportivo de la firma de Ingolstadt tiene la desventaja de pesar cerca de media tonelada más que su rival.

Carrera de aceleración entre el Audi RS e-Tron GT y el Mercedes-AMG E63 S

Por supuesto que el rendimiento real no se basa en los números. El ganador debe poseer el equilibrio perfecto para gestionar la potencia y peso. Se ha de tener en cuenta que la manera de dar rienda suelta al poder de los motores eléctricos y los de combustión interna son totalmente distintos, y es algo que puedes apreciar claramente en el vídeo.

A pesar de la enorme diferencia de kilos, el RS e-tron GT tiene una mejor aceleración que el E 63 S por el empuje directo que ofrece la electricidad. El Mercedes-AMG, por su parte, debería ofrecer un mejor rendimiento pasados unos metros, pero en el primer intento, el Audi se lleva el gato al agua. En la primera carrera, el vencedor cubre el cuarto de milla (402 metros) en 10,9 segundos, mientras que el coche de gasolina marca dos décimas más.

Carrera de aceleración entre el Audi RS e-Tron GT y el Mercedes-AMG E63 S

La segunda prueba intenta resolver cuál acelera mejor, pero no desde parado, sino partiendo de una velocidad constante de 50 mph (80 km/h). Aquí está todo más igualado, y es que ambos coches se mantienen a la par hasta la línea de meta al final de la milla (1,61 kilómetros).

Es casi imposible dictar un ganador, pues el Audi estuvo en todo momento en cabeza, pero el Mercedes-AMG lo superó en la propia meta, con lo que se puede declarar un empate técnico.

Carrera de aceleración entre el Audi RS e-Tron GT y el Mercedes-AMG E63 S

La última de las pruebas descubre cuál es el mejor en frenada. Tras pisar a fondo el freno, el E 63 S para unos metros antes que el RS e-tron GT. Gracias a estos test, se puede comprobar que no es mejor un V8 de gasolina o un eléctrico, sino diferentes coches, cada uno con sus virtudes y defectos.

Fuente: canal de YouTube de Carwow