Por si aún no lo sabes, el Rimac Nevera es increíblemente rápido. Tanto, que ya lo hemos visto superar a un BMW M5 o incluso a un Ferrari SF90 Stradale en línea recta. Ahora, se supera a sí mismo batiendo su propio récord del cuarto de milla (402 metros)... con neumáticos de calle. 

Brooks, de DragTimes, tuvo ocasión de conducir el Nevera en la pista de aceleración Famoso, en California, y la sesión no decepcionó. El vídeo de 23 minutos que aparece arriba relata sus 'aventuras'. Si solo quieres ver las pasadas del cuarto de milla, puedes saltar a la marca de 16 minutos, pero también vale la pena ver la preparación.

Galería: Rimac Nevera

En total, se realizaron tres pasadas con el hiperdeportivo eléctrico de 1.940 CV (1.427 kW), dotado de neumáticos Michelin Pilot Sport 4S. En la primera, con las ruedas aún frías, el Nevera marcó 8,74 segundos a 266 km/h (165,5 mph).

La segunda incluyó un 'burnout' y el tiempo mejoró hasta los 8,61 segundos a 269 km/h (167 mph), pero el récord se estableció en el tercer intento, con el registro conocido de 8,58 segundos a 270 km/h (167,5 mph). Ningún coche de producción ha conseguido un tiempo tan bajo en esta especialidad.

Vale la pena mencionar que, aunque solo vemos tres pasadas en el vídeo, Rimac explicó que se hicieron 11 en total a lo largo del día. En todas ellas se utilizaron los neumáticos Michelin que porta el vehículo de serie. 

Cabe recordar que el Rimac Nevera tendrá una producción de 150 ejemplares, a razón de unos dos millones de euros por unidad. Curiosamente, el coche contará con tres acabados (GT, Signature y Timeless) y también podrá adquirirse con la edición especial Bespoke. 

Rimac Nevera

Volviendo al récord, Miroslav Zrnčević, piloto de desarrollo y pruebas de Rimac, afirmó: "Tras algunos ajustes y diferentes estrategias de calentamiento de los neumáticos, conseguimos obtener mejores resultados. En cualquier caso, confiamos en que el Nevera tiene mucho más que dar y que podemos ir aún más rápido con más experiencia y pruebas en este tipo de superficies. Volveremos".

Por lo tanto, parece que el Nevera podría mejorar estos tiempos de aceleración, así que estaremos atentos a posibles acontecimientos futuros, porque el apasionante mundo de los hiperdeportivos eléctricos no ha hecho más que empezar.