Los precios comienzan en 107.150 euros.

Dentro de la gama del BMW Serie 5 2020, las puntas de lanza son la versión M Performance, por nombre M550i xDrive, y por supuesto los M5 y M5 Competition. Todos ellos ya están a la venta en España por 107.150, 141.100 y 151.100 euros, respectivamente.  

Estas tres opciones montan el conocido propulsor 4.4 V8 biturbo de la casa. En el caso del M550i xDrive, desarrolla 530 CV y 750 Nm, lo que garantiza unas prestaciones excelsas: 250 km/h de velocidad máxima autolimitada y aceleración de 0 a 100 en tan solo 3,8 segundos.

Esta opción se distingue por diversos componentes en Cerium Grey, como el marco de los riñones, la inscripción de la zaga y las carcasas de los retrovisores. Por supuesto, incluye el paquete deportivo M con varias soluciones deportivas, entre ellas, un spoiler en la parte superior de la tapa del maletero. 

Galería: BMW M5 y M5 Competition 2020

Si pasamos a los M 'pata negra', el M5 entrega 600 CV, mientras que el M5 Competition alcanza 625, tal y como sucedía antes de este restyling. Ambos disfrutan de la transmisión automática con convertidor de par M Steptronic, con ocho velocidades y función Drivelogic (diferentes programas de gestión).

También cuentan con la tracción total M xDrive, que permite disponer solo de propulsión trasera cuando el conductor lo estima conveniente. De este modo, no se pierde la pureza de los M5 anteriores. 

Las prestaciones son de matrícula de honor, ya que el M5 acelera de 0 a 100 en 3,4 segundos y alcanza los 200 km/h en 11,1 segundos. Por su parte, el M5 Competition reduce en una décima de segundo la primera maniobra y en tres décimas la segunda.  

Frente a su predecesor, el BMW M5 Competition 2020 incorpora los amortiguadores del M8 Gran Coupé y disfruta de una nueva puesta a punto del chasis, que permite mantener un dinamismo único y complementarlo con un elevado confort de marcha.

Respecto al M5, la carrocería tiene 7,0 milímetros menos de altura libre al suelo, para adecuarse perfectamente a la mayor potencia del motor. Desde luego, es un coche para disfrutarlo al máximo en un circuito, a pesar de que sus dimensiones parezcan decir lo contrario. ¿Ya estás yendo al concesionario?