La República Checa ya tiene su propio deportivo de campanillas, listo para 'devorar' cualquier circuito del mundo. El fabricante Praga ha anunciado sus planes de futuro con los que quiere conquistar muchos mercados. ¿Tendrá éxito?

Después de su país de origen, se espera que la marca se expanda por Australia y Nueva Zelanda, pero la empresa ya ha anunciado su intención de echar el anzuelo en otros países europeos, asiáticos y americanos.

Galería: Praga Racing R1

El buque insignia de la gama Praga es el R1, que empezará a comercializarse a finales de año. Como ya habrás supuesto viendo las imágenes, es un LMP (Le Mans Prototype) en miniatura, tanto por el tamaño como por las prestaciones.

La carrocería del coche es muy similar a la de sus 'hermanos mayores' que corren en todo tipo de campeonatos, pero la potencia es más contenida. Esto no significa que el R1 no sea divertido de conducir, sino todo lo contrario: el pequeño motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2,0 litros de origen Alpine ofrece 365 CV y 395 Nm de par motor y empuja un coche que solo pesa 643 kilos en vacío.

La increíble ligereza del R1 se consigue gracias a una carrocería fabricada totalmente en fibra de carbono y a un sofisticado paquete aerodinámico. Por lo tanto, es un coche 'trabajado' y con componentes de última generación.

Praga Racing R1
Praga Racing R1

Las prestaciones prometidas son realmente las de un coche LMP. Según Praga, en el R1 se puede generar una fuerza lateral de hasta 3 G en las curvas, una cifra muy cercana a la de un monoplaza de Fórmula 1.

Según la empresa checa, los ajustes del coche pueden ser modificados fácil y directamente por el propietario, aunque no ha especificado más detalles al respecto. No obstante, seguro que los compradores interesados recibirán más información. 

En definitiva, el R1 parece un vehículo perfecto para 'track days' en cualquier circuito de España. Todavía no sabemos el precio ni si el coche se importará a nuestro país o si se tendrá que reservar directamente a la marca, así que lo mejor es que eches un vistazo periódicamente a la web oficial de Praga.