Los vehículos eléctricos se caracterizan por su brutal aceleración, sin embargo, estos modelos que se han dado cita en una carrera en el canal de YouTube de What Car no son precisamente los más veloces.

Se trata de cuatro vehículos urbanos que se venden en Europa, para los que no es necesario tener carné de conducir, aunque sí licencia de ciclomotor, y que no son justamente los más rápidos del mundo.

El más reciente de los cuatro es el Citroën Ami, mientras que el Micro Electric es el menos conocido. Los otros dos participantes son el Renault Twizy y el Reva G-Wiz, este último construido en India y que por momentos fue el coche eléctrico más popular en el Reino Unido.

Obviamente, el objetivo de estos vehículos no es reventar el cronómetro y legalmente podrían no estar considerados como automóviles, pero sí como cuadriciclos. Por ello, averigüemos cuál es el más rápido en línea recta.

Carrera de coches eléctricos sin necesidad de permiso de conducir

El Micro Electric se llevó la victoria en la prueba de velocidad, alcanzando los 71,7 km/h antes de cruzar la línea de meta. De cerca le siguió el Renault Twizy, logrando remontar tras una salida bastante lenta, mientas que el Reva G-Wiz fue tercero, y ya a más distancia acabó el Citroën Ami.

Carrera de coches eléctricos sin necesidad de permiso de conducir

La gente de What Car no solo quiso poner a estos modelos en una parrilla de salida, sino que también deseaban conocer cuál era el que más se acercaba a la conducción de un coche corriente.

Carrera de coches eléctricos sin necesidad de permiso de conducir

El Renault Twizy es el que mejores sensaciones proporciona, con una velocidad punta de 80 km/h. No obstante, el Micro Electric es el mejor equipado. El Reva G-Wiz, que solo se puede adquirir de segunda mano, es el más barato con bastante diferencia, y el Citroën Ami no destaca en ninguna de las áreas anteriormente citadas.

Carrera de coches eléctricos sin necesidad de permiso de conducir

Sin embargo, en este vídeo comparativo, el Ami es el que sale mejor parado en relación calidad-precio, recordando siempre que estos cuatro modelos no tienen que cumplir los mismos estándares de seguridad vial.

Fuente: What Car