Opel ha llamado ElektroMod a su versión eléctrica del Manta (el de diseño retro, no el SUV futurista previsto para 2025). El neologismo formado por las palabras 'electric drive' y 'restomod' encaja perfectamente con la versión eléctrica de un Citroën DS de 1971, que presenta ahora el especialista británico en electromovilidad Electrogenic, después de una primera versión eléctrica del Morgan 4/4, que ya conocimos hace unos meses.

En la conversión a coche eléctrico, el DS, con 50 años de historia, conservó su famoso chasis original que le hizo ganarse el apodo de 'alfombra mágica', aunque el motor de gasolina de 2,0 litros y cuatro cilindros se sustituyó por un motor eléctrico Hyper9 sin escobillas con 120 CV de potencia.

Galería: Citroen DS electrificado (2021)

Junto con un par motor de 235 Nm, el tren motriz eléctrico debería suponer una mejora significativa con respecto a las prestaciones originales. La potencia se transmite a las ruedas delanteras, curiosamente, a través de la caja de cambios manual original.

Una batería de 49 kWh sirve para almacenar la energía, lo que proporciona una autonomía real de unos 225 kilómetros. Un cargador de a bordo con la inusual potencia de 29 kW recarga la batería en unas dos horas.

Citroen DS electrificado de Electrogenic (2021)

Sin embargo, el tamaño de la batería y el cargador también pueden adaptarse a las necesidades del propietario, afirma Electrogenic. Una "batería extensora de la autonomía" opcional aumenta incluso la autonomía a más de 320 kilómetros.

Citroen DS electrificado de Electrogenic (2021)

El DS es famoso por su suspensión hidroneumática, que permite la autonivelación y es responsable del alto nivel de confort en marcha. Uno de los retos de la conversión eléctrica era conseguir que el mecanismo funcionara sin un motor de combustión. La antigua bomba hidráulica mecánica fue sustituida por una bomba eléctrica. También es más silencioso que el modelo original mecánico, así que todo encaja en esa atmósfera de tranquilidad y sosiego.

Citroen DS electrificado de Electrogenic (2021)

Por supuesto, se ha mantenido el diseño original del clásico francés. La ausencia de tubos de escape y un pequeño distintivo 'DS EV electronique' en la parte trasera son las únicas pistas del nuevo tren motriz. Tampoco se aprecian cambios en las imágenes del interior, salvo una pequeña inscripción 'Electronique' en el cuentarrevoluciones.

Citroen DS electrificado de Electrogenic (2021)

La silenciosa cadena cinemática "encaja perfectamente con el carácter del coche", dice Steve Drummond, uno de los dos jefes de la empresa y cofundador de Electrogenic. El experto en ingeniería Ian Newstead añade: "Parece acertado preparar para el futuro una tecnología moderna para un coche que estaba tan adelantado a su tiempo cuando se lanzó en los años 50".

Fuente: Electrogenic