La venta se ha formalizado en 246.300 euros y se trata de una de las primeras unidades del descapotable francés.

La casa de subastas francesa Aguttes ha celebrado hace unos días un evento protagonizado por un espectacular Citroën DS 21 Cabriolet de 1966. Se trataba de una venta oficial de modelos del Grupo PSA, pertenecientes a la colección del Museo de la Aventura de Peugeot. El acto se ha celebrado un año después de la primera colaboración entre Aguttes y PSA, celebrada con motivo del centenario de Citroën, en julio de 2019.

Hablamos de un éxito, porque el 87% de los lotes de vehículos ofertados terminaron en manos de nuevos compradores. El volumen total de las operaciones de venta alcanzó los 1,2 millones de euros, incluyendo el espectacular Citroën DS 21 Cabriolet que estás viendo en las imágenes.

Galería: Citroën DS 21 Cabriolet de 1966 subastado

Por hacer un repaso histórico, el DS Cabriolet fue presentado de forma oficial al público en 1961 y costaba, aproximadamente, el doble que un sedán equivalente de aquella época. Esto decía bastante del cuidado que la firma francesa puso en este coche a la hora de los acabados y los materiales elegidos.

Su fabricación fue confiada a los talleres de Henri Chapron, en Levallois, que también produjo modelos bajo su propia marca. El cabrio recibió las mejoras efectuadas al DS estándar y en 1965 se lanzó la versión DS 21, que es la que estás viendo, con un nuevo motor de 2.175 cm3 y una potencia de 109 CV.

El modelo que aquí nos ocupa, se matriculó, por primera vez, el 23 de diciembre de 1965. Por lo tanto, es un ejemplar de 1966 equipado con una caja de cambios semiautomática. Posteriormente, se restauró por completo, intentando respetar las especificaciones idénticas con las que salió de fábrica.

Citroën DS 21 Cabriolet de 1966 subastado

La carrocería fue restaurada por completo, siendo repintada en el azul Blue Royal original. El motor también fue revisado pieza por pieza, mientras que el interior también luce un magnífico aspecto gracias a la tapicería de cuero natural, alfombrillas nuevas, capota negra y cubierta de la propia capota. El coche equipa el cuadro de instrumentos opcional de Jaeger y un carburador Weber. Los asientos están equipados con reposacabezas y apoyabrazos en la parte delantera.

Citroën DS 21 Cabriolet de 1966 subastado

Durante este evento, otros modelos también tuvieron repercusión, como un Peugeot 203 Cabriolet, de 1953, vendido por 84.300 euros. Otro modelo igual, pero de 1951, llegó a los 59.100 euros.

Citroën DS 21 Cabriolet de 1966 subastado

Por último, un Citroën DS 21 Prestige, de 1969, estimado entre 25.000 y 35.000 euros, finalmente encontró un comprador por 56.700 euros. Todos los resultados de la venta se pueden encontrar en el siguiente enlace.

Fuente: Motor1.com Francia