Sin duda uno de los modelos más antiguos de la gama Volkswagen es su pick-up, el Volkswagen Amarok, que fue lanzado originalmente en el año 2010 y que lleva más de una década entre nosotros, con ligeras actualizaciones por el camino, pero sin grandes cambios en lo fundamental.

Ahora, la división australiana de Volkswagen y el especialista Walkinshaw presentan una edición especial del pick-up, el llamado Volkswagen Amarok W580X, que además no es la primera colaboración entre ambas compañías.

De hecho, las imágenes de la galería que dejamos a continuación corresponden a la edición especial presentada el año pasado, más centrada en la carretera, aunque en este caso hablamos de una creación con soluciones para un uso más intenso fuera del asfalto.

Galería: Volkswagen Amarok W580 by Walkinshaw

Este nuevo W580X incluye un kit que eleva la altura de la suspensión y por tanto la altura libre al suelo del vehículo, así como amortiguadores de doble tubo o llantas forjadas de 18 pulgadas, calzadas con neumáticos todoterreno.

También destacan unos pasos de rueda ampliados, para dar cabida a la nueva combinación de llantas y gomas, así como protecciones de bajos, un módulo LED de iluminación auxiliar u opciones como una chimenea o 'snorkel' para aumentar su capacidad de vadeo.

Bajo el capó del Amarok W580X hay un bloque 3,0 litros V6 biturbo de gasóleo, con una potencia de 258 CV y un par motor máximo de 580 Nm. Como es lógico, la fuerza del motor turbodiésel se reparte entre las cuatro ruedas, mediante una transmisión automática de ocho velocidades.

Volkswagen Amarok W580 by Walkinshaw

Como cabría esperar de una edición especial, la dotación de equipamiento es muy amplia. El modelo incluye climatizador bizona, luces LED de marcha diurna, asientos delanteros calefactados, alfombrillas de goma o un sistema de monitorización de las presiones de los neumáticos, por ejemplo.

Volkswagen y Walkinshaw también añaden una tapicería de tipo terciopelo o detalles exteriores en color negro, como los retrovisores, los paragolpes o una parrilla delantera rediseñada. Podría tratarse de la última edición especial basada en la primera generación del Amarok, ya que a partir del año que viene se estrenará un nuevo modelo, basado en el Ford Ranger.