El fabricante alemán acaba de detallar su estrategia de electrificación que, como sabíamos, se centrará en modelos 100% eléctricos, aunque de momento seguirá ofreciendo híbridos enchufables, que la propia firma denomina como una tecnología de transición.

Según Mercedes-Benz, el objetivo es ofrecer modelos a batería en todos los segmentos y, para 2025, que todos los modelos de la casa tengan una versión eléctrica. De hecho, la estrategia contempla una gama 100% eléctrica para el año 2025, en aquellos mercados donde sea posible.

Galería: Mercedes-Benz EQS 2021

De momento, en 2021 la marca va a lanzar 4 nuevos modelos eléctricos, incluido el Mercedes-Benz EQS, que como sabemos es el hermano de cero emisiones del lujoso Clase S, y es también el primer modelo de la firma que se basa en una plataforma dedicada para vehículos eléctricos. Este año aterrizan también en concesionarios los EQA, EQB y EQE.

También hemos sabido que la marca prepara versiones SUV tanto del EQE como del EQS, y que llegarán el próximo año 2022. Además, los eléctricos llegarán también a los productos de Mercedes-AMG, Mercedes-Maybach e incluso al Clase G, aunque la versión 100% eléctrica del mítico todoterreno alemán no estará en el mercado hasta 2024.

Mercedes-Benz EQA 2021, toma de contacto
Mercedes-Benz EQA 2021

El grupo prepara ya tres plataformas diferentes, denominadas MB.EA, AMG.EA y VAN.EA (EA de 'Electric Architecture'), que lógicamente servirán como base a los futuros modelos de cero emisiones. La primera para los productos de Mercedes-Benz, la segunda para los más deportivos de Mercedes-AMG y, la última, para las furgonetas.

Hablando de Mercedes-AMG, la marca ha anunciado la adquisición de una compañía británica de tecnología eléctrica, YASA, que será una subsidiaria de la empresa alemana y aportará su experiencia, tecnología y, sobre todo, su motor eléctrico 'axial flux', que ya está en producción y promete unas prestaciones de primer nivel.

Mercedes-Benz EQB 2021
Mercedes-Benz EQB 2021

Para lograr aumentar el volumen de producción de este tipo de vehículos, el fabricante planea la apertura de 8 nuevas gigafactorías en todo el mundo, de las cuales cuatro estarán en Europa y una en Estados Unidos, que sepamos. También se ha anunciado un nuevo acuerdo con una empresa de baterías europea, pero los detalles no se harán públicos hasta que el acuerdo sea firme.

En un futuro, Mercedes-Benz espera poder dar el paso a las baterías de estado sólido, que permitirían doblar la densidad energética de las actuales, manteniendo su tamaño y peso, lo que contribuiría a conseguir unas cifras de autonomía mucho más elevadas que las de hoy en día (el EQS anuncia 770 kilómetros en ciclo WLTP, que ya es muy respetable).