Lleva por nombre Marsien y es un Porsche 911 Turbo S con 829 CV para un uso off-road extremo.

Casi por sorpresa, anticipándose a su Porsche 911 'Safari' moderno, Marc Philipp Gemballa nos acaba de sorprender con el Marsien. Este superdeportivo de edición limitada es un homenaje al legendario Porsche 959 y está preparado para enfrentarse a las dunas del desierto... a toda velocidad.

Marc Philipp Gemballa (la empresa fundada por el hijo homónimo de Uwe, un veterano preparador de Porsche) ha tomado como base un 911 Turbo S de la generación 992 y lo ha convertido en una bestia todoterreno.

Galería: Marc Philipp Gemballa Marsien

Además del diseño, que está claramente inspirado en el clásico 959, lo que sorprende es la distancia al suelo. El Marsien tiene una altura libre al suelo de 250 milímetros en modo off-road y de 120 milímetros para circular por asfalto.

Lo curioso del apartado de las suspensiones es que esa puesta a punto, se lleva a cabo en 20 milisegundos, gracias a la gestión electrónica de la suspensión adaptativa personalizada realizada en colaboración con KW Automotive. Por otro lado, toda la carrocería es de fibra de carbono y el diseño ha sido obra de Alan Deroisier.

Marc Philipp Gemballa Marsien

El Marsien cuenta con un motor de seis cilindros biturbo, modificado por Ruf, con una potencia que oscila entre los 751 CV y los 829 CV, según la configuración elegida. Independientemente de la potencia, el par motor se mantiene en 930 Nm, mientras que el sistema de escape lleva la firma del especialista Akrapovic.

Marc Philipp Gemballa Marsien

Asimismo, los clientes pueden elegir entre dos juegos de llantas disponibles, uno para asfalto con tamaños de 20 y 21 pulgadas, y otro para uso todoterreno, con tacos en la banda de rodadura y diámetros de 19 y 20 pulgadas.

Marc Philipp Gemballa Marsien

La primera combinación ofrece un rendimiento sobresaliente, con un tiempo de 2,6 segundos en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h, con una velocidad máxima de 330 km/h. Sin embargo, fuera de asfalto, está limitado a 210 km/h como máximo.

Solo se fabricarán 40 de estos Porsche 911 especiales. Más de la mitad de ellos ya se han vendido a un precio que ronda los 495.000 euros. Pero ojo: para conseguir el Marsien primero hay que 'donar' el  911 Turbo S valorado en más de 220.000 euros para la conversión.

Fuente: Marc Philipp Gemballa