Pertenece al cómico Jeff Dunham y vale 1,2 millones de dólares.

Aunque en Europa no es muy conocido, el canadiense Jeff Dunham no es el primer cómico en el que uno piensa cuando habla de entusiastas de los coches, pero ha acumulado una colección de casi 100 vehículos.

Se trata de un surtido ecléctico de auténticos deportivos, pero su última incorporación es algo fuera de lo común. El último episodio de Supercar Blondie nos enseña el colosal todoterreno de Dunham con puertas de ala de gaviota, que utiliza para recoger al rapero, actor y presentador de televisión Xzibit. Por si no lo recuerdas, Toyota presentó hace poco un proyecto de vehículo lunar 100% funcional, el Toyota Lunar Cruiser.

Galería: JAXA x Toyota Lunar Cruiser

El enorme vehículo espacial se llama Chariot y protagoniza la nueva serie 'Lost in Space' de Netflix. Se trata de la tercera temporada de la serie, ya que la original llegó a las ondas en 1965, mientras que hubo una adaptación cinematográfica en 1998.

Pues bien, este descomunal SUV, que costó 1,2 millones de dólares, es un artilugio desproporcionado con enormes puertas con apertura de ala de gaviota accionadas hidráulicamente. Es impresionante a seis metros de distancia, pero si se observa más de cerca, no se puede negar que es un accesorio de película. El exterior es bonito, pero la mayor parte no es funcional.

No obstante, hablamos de un accesorio de película que puede moverse. La potencia proviene de un motor LS3 V8 de GM que rinde 550 CV, lo que es suficiente para el espectáculo. También es mucha potencia para la carretera, aunque Supercar Blondie no lo puso en marcha demasiado rápido: no es legal en la calle y ha tenido algunos problemas.

Toyota Lunar Cruiser - 3/4 delantero

También sabemos que muchos de los componentes se controlan hidráulicamente, y el líquido hidráulico se ha filtrado en el habitáculo, en la zona de los pies del conductor, por lo que los pedales resbalaban al accionarlos, complicando más la conducción.

Por lo que se cuenta en el vídeo, Dunham tenía interés en añadir el Chariot a su colección porque también posee el Chariot original de la serie de televisión. El clásico se construyó sobre un vehículo con orugas para la nieve y con cadenas de rodadura para tanques.

Carecía del aspecto futurista del más moderno, pero ambos son bastante llamativos, como para tenerlos en una colección. El vídeo se acerca al vehículo espacial que se cruza, mostrando un diseño de vehículo lunar, además de la cantidad de artefactos no funcionales, pero que tanto gustan en las superproducciones de Hollywood.

Fuente: Supercar Blondie / YouTube