¿Existe una rivalidad entre los fabricantes de automóviles alemanes? Por supuesto que sí, pero en esta ocasión hemos notado una mayor intensidad entre Mercedes-AMG y Porsche. No es algo malo, ya que esa competencia hace que las marcas estén atentas y traten de ir más allá. Y para los que estamos al otro lado, tanto periodistas como aficionados, supone una fuente de diversión.

El 'pique' entre las dos firmas germanas se ha generado a través de una publicación en Facebook por parte de Mercedes-AMG (la tienes justo debajo). En ella, felicita a Porsche por haber establecido un nuevo récord de producción para coches de producción en Nürburgring-Nordschleife.

Como ya sabrás, un 911 GT2 RS equipado con componentes de Manthey Racing ha batido el tiempo anterior, que estaba en manos del Mercedes-AMG GT Black Series. Mientras que Porsche utilizó un vehículo con complementos especiales, el GT era tan original como el que se puede encontrar en el concesionario... y eso a los chicos de Affalterbach no les parece justo.

 

El tono de la publicación de AMG es, en general, de felicitación, pero está claro que hay una crítica velada por el hecho de que el 911 no sea de serie. Sospechamos que hay gente que piensa lo mismo, pero técnicamente hablando, el Manthey 911 GT2 RS es completamente legal y está disponible para los clientes europeos a través de la línea de accesorios de Porsche. Incluso viene con la garantía oficial de la marca. Tal vez Mercedes-AMG pasó por alto esos puntos en el anuncio de Porsche sobre el nuevo récord.

Galería: Porsche 911 GT2 RS Manthey Racing, récord en Nürburgring

Aun así, lo entendemos. El GT Black Series es 100% AMG, mientras que el GT2 RS de Manthey Racing no es 100% Porsche. Además, el Mercedes-AMG con motor delantero es absolutamente increíble a la hora de afrontar el 'Infierno Verde' en medio de un mar de competidores con motores detrás del habitáculo.

Con un tiempo de 6 minutos y 43 segundos en Nordschleife, no hay otro coche de producción con motor delantero que se acerque remotamente al AMG. Hay que retroceder hasta los 7'01" del Dodge Viper ACR para encontrar el rival más cercano, así que los ingenieros de Affalterbach deben sentirse muy orgullosos.

En cuanto a Porsche, dar una vuelta al trazado germano en 6'38" con un deportivo homologado para la carretera es toda una hazaña. Y no olvidemos que se trata del GT2 RS de la serie 991. Cuando llegue el nuevo modelo, ¿podrá Porsche mejorar este registro?

En fin, polémicas aparte, ojalá que haya más intentos de este tipo por marcar un nuevo récord en Nürburgring, ya que, como decíamos antes, la prensa y los aficionados tendremos mucha diversión garantizada.