El Audi RS 6 Avant es para muchos uno de los coches familiares más brutales e interesantes del mercado, pero el especialista alemán ABT acaba de lanzar una versión todavía más especial, creada para celebrar el 125 aniversario de la compañía y denominada Johann Abt Signature Edition.

Esta edición, limitada a 64 ejemplares, es todo un homenaje a la familia Abt, que inauguró la empresa en el año 1886. De hecho, cada uno de los coches incluye una cápsula con un fragmento del yunque original que utilizaba la familia en su primer taller.

Galería: ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition

Este RS 6 Avant Johann Abt Signature Edition exprime el motor V8 biturbo de 4,0 litros del modelo muy por encima de las cifras de serie (600 CV y 800 Nm). Ahora alcanza 800 CV de potencia y un par motor máximo de 980 Nm, que puntualmente puede alcanzar los 1.000 Nm. 

Dichas mejoras se consiguen gracias a nuevos turbocompresores, desarrollados por la propia ABT, además de un módulo de gestión electrónica (ABT Engine Control) para el motor de ocho cilindros, nuevos intercoolers de mayores dimensiones y un nuevo sistema para refrigerar el aceite del motor.

ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition
ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition
ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition

La preparación de ABT consigue que el modelo despache el 0 a 100 km/h en 2,91 segundos, es decir, unas 7 décimas de segundo más rápido que de serie (3,6 segundos). Además, anuncia un 0 a 200 km/h en 9,79 segundos y un 0 a 300 km/h en 28,35 segundos.

Según el CEO de ABT, este tiempo para alcanzar los 300 km/h supone rebajar la cifra de serie en algo más de 20 segundos, que se dice pronto. En cualquier caso, la velocidad máxima del modelo es de 330 km/h. Nada mal para un coche familiar.

ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition
ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition
ABT Audi RS 6 Johann Abt Signature Edition

El preparador también instala un nuevo sistema de escape, con cuatro salidas de 102 milímetros de diámetro, fabricadas en acero inoxidable y acabadas en negro mate, así como una suspensión de altura ajustable que incluye nuevas barras estabilizadoras.

Por último, a nivel estético este RS 6 luce un frontal diferente y un aspecto general mucho más agresivo, con diversos elementos de fibra de carbono (a juego con las molduras del interior) o llantas forjadas de 22 pulgadas de diámetro, que además pesan cada una 3,5 kilogramos menos que las de fábrica.