También hay una preparación para la versión turbodiésel TDI.

La compañía alemana ABT Sportsline, especializada sobre todo en preparaciones sobre modelos del Grupo Volkswagen, acaba de presentar una de sus últimas creaciones, que toma como base el Audi SQ8 en sus dos variantes disponibles: el TFSI de gasolina y el TDI diésel.

Este Audi SQ8 es un paso intermedio dentro de la gama Q8, ya que como sabemos, existe por encima el llamado Audi RS Q8, que es el más potente y deportivo de la familia, y sobre el que ABT ya ha presentado varias preparaciones en el pasado.

Galería: Audi SQ8 TFSI por ABT Sportsline

En este caso, el cambio principal tiene que ver con la mecánica, ya que gracias al denominado ABT Engine Control, que es un módulo de gestión electrónica del propulsor, el preparador logra exprimir todavía más potencia de ambos bloques. 

Si hablamos del SQ8 TDI, con motor V8 diésel biturbo de 4,0 litros, la potencia máxima alcanza los 510 CV, frente a los 435 CV que desarrolla de serie. Por su parte, el 4,0 litros V8 TFSI de gasolina pasa de los 507 CV de fábrica a un máximo de 650 CV.

Audi SQ8 TFSI por ABT Sportsline

Como es lógico, este aumento de potencia conlleva también una mejora evidente a nivel de prestaciones, y ahora el SQ8 TFSI está casi al nivel del RS Q8, con un 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. La versión diésel o TDI despacha el 0-100 km/h en 4,6 segundos.

Por supuesto, a la preparación estrictamente mecánica se suman otros componentes disponibles, como el sistema ABT Level Control, que permite ajustar la altura de la suspensión y del vehículo entre 15 y 25 milímetros, según el programa elegido.

Audi SQ8 TFSI por ABT Sportsline

A nivel estético, el SQ8 de ABT Sportsline puede lucir paragolpes de nuevo diseño, detalles adicionales en fibra de carbono o un alerón de techo también específico, por ejemplo.

Por último, y como es habitual, ABT también ofrece un catálogo de llantas de aleación en diferentes diseños, con opciones de hasta 23 pulgadas de diámetro, si bien el mayor número de opciones lo encontramos de 22 pulgadas, con acabados ahumado, mate o negro brillante.