A medio camino entre el Bentayga y el Bentayga Speed.

Tras el debut de los renovados Bentley Bentayga y Bentayga Speed, el fabricante británico acaba de añadir una nueva versión a la gama, el denominado Bentley Bentayga S, con motor V8, que se sitúa a medio camino entre el básico y el tope de gama con el propulsor W12.

Este Bentayga S se beneficia de un enfoque algo más deportivo que el modelo 'corriente', y según la marca, es la respuesta ideal al "gran número de clientes que disfrutan de las prestaciones dinámicas de su Bentayga en carretera". 

Galería: Bentley Bentayga S 2021

El corazón del Bentayga S es el conocido motor 4.0 V8 biturbo, aunque en este caso no hay modificaciones, por lo que ofrece los mismos 550 CV de potencia y 770 Nm de par motor máximo que el Bentayga convencional.

La marca anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 290 km/h, cifras idénticas a las del Bentayga V8 normal. Los ingenieros de Crewe aseguran que el modelo es capaz de recorrer hasta 654 kilómetros con un único depósito de combustible (de 85 litros).

Bentley Bentayga S 2021
Bentley Bentayga S 2021
Bentley Bentayga S 2021

También son de serie un nuevo sistema de escape de altas prestaciones y el sistema de reparto selectivo de par, que según la marca ha sido recalibrado específicamente para este Bentley Bentayga S 2021.

Una de las principales novedades de esta nueva versión S es el llamado Bentley Dynamic Ride, que es de serie, y en esencia es un sistema de barras estabilizadoras activas, controladas mediante un sistema eléctrico de 48V, capaz de contrarrestar el balanceo de la carrocería en curva.

Bentley Bentayga S 2021
Bentley Bentayga S 2021
Bentley Bentayga S 2021

Otra mejora interesante con respecto al Bentayga normal es la incorporación de un nuevo modo de conducción Sport, que según el fabricante mejora el tacto de la dirección, la respuesta del acelerador y aumenta la firmeza de la suspensión en un 15%, gracias a los amortiguadores adaptativos del modelo.

En principio, los únicos detalles que diferencian estéticamente a este S, además de los propios distintivos S, son los retrovisores exteriores pintados en color negro, a juego con las taloneras, así como los faros y pilotos oscurecidos, un spoiler trasero más generoso o las salidas de escape ovaladas.