A lo largo de su trayectoria cinematográfica, el superhéroe Batman ha disfrutado de muchos Batmóviles. Ya sea el coche de las películas más recientes de Christopher Nolan o la versión original de Tim Burton, cada ejemplar es especial a su manera. 

Mike Fernie, de la comunidad automotriz DriveTribe, mostró recientemente una réplica en funcionamiento del vehículo original, en un vídeo de YouTube. Sí, hablamos del mítico Batmóvil de la película de Burton, protagonizada por Michael Keaton, Jack Nicholson y Kim Basinger. 

Mientras que los coches utilizados en el film del año 1989 se basaban en un Chevrolet Impala, esta copia está construida tomando como base un Ford Mustang clásico de 1965.

Galería: Evolución del Batmóvil

No obstante, esta última afirmación hay que tomarla con pinzas, ya que nuestro coche protagonista está construido a partir de un chasis especial, en el que se han acoplado paneles de carrocería de fibra de vidrio.

Este modelo mide nada menos que 6,0 metros de longitud y, además de la puerta deslizante especial para entrar en la cabina, la mayoría de los componentes del interior proceden del mundo de la competición.

Mientras que el Batmóvil original de la película estaba supuestamente propulsado por un motor de turbina a reacción de unos 10.000 CV (7.457 kW), capaz de catapultar el vehículo a 483 km/h, esta réplica es un poco diferente.

Al fin y al cabo, el vehículo monta una mecánica V8 de origen Chevrolet, con 5,7 litros, mucho más modesta que el supuesto motor a reacción, que desarrolla alrededor de 380 CV. Desgraciadamente, aunque el coche parece tener dos turbos, ambos visibles desde el exterior, no son reales ni están conectados al motor.

Afortunadamente, eso no importa, ya que Fernie tuvo la suerte de conducir la réplica del Batmóvil en un pequeño circuito. Con un pedal de freno largo e impreciso, el manejo del vehículo, incluso a baja velocidad, resultaba poco fiable. Tras bajarse de él, Fernie describió la experiencia de conducción como divertida y aterradora a partes iguales. ¡No te pierdas el vídeo adjunto!