Este 'hot-rod' con capota solo ha recorrido 7.000 kilómetros desde 2002 y luce el exclusivo color Inca Gold.

Para los amantes de los automóviles, resulta complicado olvidarse de la línea del Chrysler Prowler, uno de los modelos más originales de la historia de la marca americana. Un descapotable atípico de comienzos de los años 2000, que ahora regresa a la actualidad en forma de subasta.

El Prowler, comercializado de 1997 a 2002, también se fabricó bajo la ya desaparecida marca Plymouth, y tuvo bastante éxito, especialmente en Estados Unidos. En Europa nunca se importó oficialmente y los escasos ejemplares que circulan por las carreteras del Viejo Continente se deben a empresas especializadas en la importación de vehículos exóticos.

Galería: Chrysler Prowler 2002

Ahora te hablamos de él, porque la casa de subastas RM Sotheby's acaba de anunciar un Chrysler Prowler, en perfecto estado de conservación (solo hay que comprobar las imágenes), que se venderá mediante una cita online entre el 19 y el 28 de febrero.

El Prowler fue el primero de una serie de modelos de aspecto atemporal que debutaron en ese periodo de la historia. Algunos de estos vehículos tuvieron bastante éxito (por ejemplo, el Chrysler PT Cruiser y el Ford Mustang), mientras que otros, como el Ford Thunderbird, no lograron ganarse el favor del público.

El Prowler de la subasta está matriculado en 2002, el último año de producción del legendario descapotable de aspecto retro. El diseño ciertamente no pasa desapercibido gracias a unas ruedas delanteras que van separadas de la carrocería. Además, el conjunto luce un hermoso color Oro Inca (ofrecido exclusivamente en 2002), combinado con la capota de tela en color negro.

Chrysler Prowler 2002

Las típicas llantas cromadas, de 17 pulgadas en el eje delantero y de 20 en el trasero, así como las grandes y amenazantes colas de escape completan un exterior espectacular. El habitáculo es más tradicional, con cuero negro y detalles que reflejan el color de la carrocería.

El equipamiento no es el más moderno, pero es completo e incluye cierre centralizado, elevalunas eléctricos y discos de freno en las cuatro ruedas. También dispone de aire acondicionado y radio FM con reproductor de CD.

Chrysler Prowler 2002

Debajo del largo capó, se esconde un bloque 3.5 V6, que desarrolla 257 CV de potencia y 400 Nm de par motor. Junto con la transmisión automática AutoStick de cuatro velocidades y la carrocería de aluminio, el Prowler alcanza una velocidad máxima de 203 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.

Chrysler Prowler 2002

Según informa la casa de subastas, el Prowler que está a la venta ha cubierto poco más de 11.200 kilómetros y todo el mantenimiento ha quedado registrado en la documentación oficial que se adjunta con el vehículo.

Fuente: Motor1.com Italia