Como si fuera un regalo sorpresa de Navidad, el McLaren Sabre 2021 ha aparecido más pronto de lo que esperábamos, a pesar de las fotos espía y las imágenes filtradas que circulaban por Internet. Curiosamente, el coche no lo ha divulgado el fabricante británico, sino un concesionario de la marca en Beverly Hills, California, Estados Unidos.

Aunque no hay mucha información sobre él, sí sabemos algunos datos importantes, como que es un superdeportivo de combustión interna, sin ningún tipo de electrificación, una solución que se deja para el próximo Artura. 

Galería: McLaren Sabre 2021

Por supuesto, el motor es el bloque 4.0 V8 biturbo de la casa, que entrega nada menos que 824 CV (606 kW) y 800 Nm de par motor. Por lo tanto, hablamos de un coche más potente y, por lo tanto, más exclusivo que el magnífico Senna. 

Con esta mecánica, el McLaren Sabre es capaz de 'volar' a 351 km/h, una cifra que convierte al coche en el biplaza de la marca británica más veloz de la historia. Sí, hemos dicho "biplaza", porque sabemos que están ahí el Speedtail y el F1, aún más rápidos, pero estos modelos tienen tres asientos. 

McLaren Sabre 2021

Obra del departamento MSO (McLaren Special Operations), este coche queda limitado a 15 unidades. Además, está diseñado exclusivamente para el mercado estadounidense, siguiendo las normas federales del país. Por cierto, el primer ejemplar ya lo ha entregado, como no podía ser de otro modo, el concesionario de Beverly Hills. 

Nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos consiguieron una declaración oficial de McLaren sobre el nuevo Sabre, sin aportar nuevos datos técnicos. "Cada unidad es única, ya que el cliente elige su configuración y la reciben los diseñadores e ingenieros de MSO".

"La primera unidad ya está en la calle y las siguientes se entregarán en los próximos meses. Lamentablemente, no podemos revelar detalles de cada coche, ya que esa información solo la pueden dar nuestros clientes, si así lo desean".  

No está claro si los 15 McLaren Sabre están reservados, aunque suponemos que sí, y no sabemos nada del precio de cada uno. No obstante, lo normal es que superen el millón de euros, es decir, alrededor de 1,21 millones de dólares.