El superdeportivo británico hace gala de su enorme poderío.

Ver un McLaren Senna en la carretera es bastante especial, pero este vídeo de Shmee150 muestra un par de ejemplares viajando por una Autobahn alemana, sin restricciones de velocidad. ¿El resultado? Una cifra brutal en la instrumentación digital, 330 km/h, con el depósito de combustible casi vacío. 

Si te estás preguntando cómo se pudieron juntar los dos superdeportivos británicos, hay que explicar que el youtuber guarda algunos de sus vehículos en el garaje de un amigo, repleto de 'cochazos' muy exclusivos, y ambos decidieron coger sus respectivos Senna para ir a cenar... a alta velocidad.

Galería: McLaren Senna 2018

Observar al Senna entre coches 'terrenales' pone aún más de relieve las increíbles prestaciones de este automóvil. De hecho, Shmee150 solo tiene que pisar el acelerador para dejar atrás al resto de vehículos en la carretera.

Cuando el millonario británico observa que la carga de tráfico se reduce considerablemente, es capaz de acercarse mucho a la velocidad máxima anunciada del vehículo: 340 km/h. Desde luego, a ese ritmo, todo sucede muy deprisa. 

También nos asombran los nervios de acero de Shmee150 pues, a pesar de que el ordenador de a bordo indica tan solo 10 kilómetros de autonomía, sigue acelerando a fondo con la amenaza real de quedarse sin combustible.

Finalmente, ambos Senna lograron llegar a la cena, aunque no les fue fácil alcanzar el destino por el tráfico acumulado en un estrecho camino de entrada a un estacionamiento. ¿Y qué degustaron ambos amigos? Una pizza, que colocaron en los alerones de sus superdeportivos.  

Poco después, Shmee150 llenó su coche de combustible (falta le hacía, desde luego) y regresó al garaje junto con su amigo. El youtuber promete un gran viaje para dentro de poco y nosotros lo podremos ver a través de su canal. 

Antes de finalizar, déjame recordarte que el McLaren Senna se propulsa con un motor 4.0 V8 biturbo de 800 CV, que trabaja junto con una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades. De propulsión trasera, este vehículo anuncia una espectacular aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 2,8 segundos.