Se trata de la versión tope de gama del nuevo SUV coupé de la casa.

El pasado mes de septiembre, Audi presentó el nuevo Audi Q5 Sportback, la variante de corte coupé de su SUV de tamaño medio, y ahora la firma desvela la versión tope de gama del modelo, el Audi SQ5 Sportback TDI, que sigue los pasos del nuevo Audi SQ5 TDI que conocimos hace unas semanas.

El Q5 Sportback mide 4,69 metros de longitud, por lo que es 7 milímetros más largo que el modelo de silueta convencional, si bien tanto la anchura (1,89 metros) como la altura (1,66 metros) son idénticas, aunque sí mejora a nivel de aerodinámica, con un coeficiente (Cx) de 0,30. 

Galería: Audi SQ5 Sportback TDI 2021

A nivel estético llaman la atención la parrilla Singleframe, las grandes entradas de aire que la flanquean, los faros Matrix LED de serie, una marcada línea de cintura o un discreto spoiler de techo, además de llantas de 20 pulgadas, con neumáticos 255/45. Audi destaca los pilotos en tecnología OLED, que forman parte del equipamiento opcional. 

Apuesta por el diésel

A diferencia de los Audi SQ7 o SQ8, que se han pasado a motores de gasolina, las versiones que coronan la familia Q5 se aferran al diésel. En ambos casos, el motor es un 3,0 litros V6 turboalimentado, con 341 CV de potencia y 700 Nm de par motor máximo entre 1.750 y 3.250 rpm.

Audi SQ5 Sportback TDI 2021
Audi SQ5 Sportback TDI 2021
Audi SQ5 Sportback TDI 2021

Según Audi, el motor 3.0 TDI V6 se ha mejorado notablemente. Ahora incorpora pistones de acero forjado, y no de aluminio, un sistema de inyección de combustible mejorado o un turbocompresor con una turbina más pequeña y ligera, además de un intercooler agua/aire instalado en el centro de la V del motor. 

El bloque V6 es además mild-hybrid o microhíbrido, ya que cuenta con un sistema eléctrico de 48 V, y uno de los componentes clave es el llamado EPC, un compresor eléctrico que complementa al turbocompresor y ayuda a mejorar la respuesta del motor a bajas vueltas o al iniciar la marcha. Por supuesto, incorpora soluciones para el tratamiento de los gases de escape, como dos catalizadores SCR, con doble dosificación de AdBlue. 

Audi SQ5 Sportback TDI 2021
Audi SQ5 Sportback TDI 2021
Audi SQ5 Sportback TDI 2021

Cabe apuntar que la transmisión es la automática tiptronic, con convertidor de par y ocho velocidades, y envía toda la fuerza del bloque turbodiésel a las cuatro ruedas, ya que el modelo goza de la tracción total quattro de la casa (el diferencial deportivo trasero es opcional). La suspensión, por cierto, rebaja la altura de la carrocería en 30 milímetros, frente al Q5 Sportback.

La marca anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, así como una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h. Además, el sistema de escape cuenta con una válvula para variar la nota del mismo, según la situación.