Gracias a una inteligente operación de teasers, la firma alemana muestra por primera vez cómo será el nuevo SUV eléctrico de 2022.

Hace unos días, asistimos atónitos a un aluvión de prototipos mostrados por Porsche, sin previo aviso. Entre esos concept cars secretos, mostrados por primera vez, pudimos ver una furgoneta eléctrica o el fascinante 919 Street, la versión 'civil' del coche que corrió (y ganó) las 24 Horas de Le Mans. Sin embargo, también había alguna sorpresa oculta.

Si nos centramos en las imágenes proporcionadas por el propio fabricante, hay una en particular que llama la atención. La instantánea muestra el coche de perfil, enfocando la parte delantera. Pero en el fondo hay un interesante modelo de arcilla. ¿Qué es? Lo más probable es que sea el futuro Porsche Macan eléctrico.

Porsche 919 prototipo de arcilla

Frontal afilado

No hay duda de que ese prototipo de arcilla es la futura versión cero emisiones del SUV de Porsche. De hecho, el coche tiene un frontal mucho más puntiagudo, que renuncia a la gran toma de aire de los modelos con motor térmico y se limita a acomodar una boca más baja, de dimensiones mucho más reducidas.

Al tener que reducir la cantidad de aire necesaria para refrigerar el propulsor térmico y otros elementos mecánicos, se podría configurar el aspecto del automóvil de una forma mucho más aerodinámica, en beneficio de la eficiencia y, por tanto, de la capacidad para aumentar la autonomía máxima con una sola carga (como ha demostrado recientemente el BMW iX).

El Porsche Macan eléctrico llegará en 2022, en un principio, junto con la actual generación del Macan térmico que ya conocemos, y posteriormente, a partir de 2024, como única versión del modelo alemán.

Galería: Porsche Macan eléctrico, render exclusivo

De esta forma, durante dos años, como mínimo, bajo el mismo nombre, convivirán dos modelos distintos, a semejanza de lo que sucederá con el futuro Renault Mégane, por citar un ejemplo.

En cualquier caso, lo que parece claro es que el Porsche Macan eléctrico será completamente diferente al actual. No tanto por la apariencia, que como demuestra, de pasada, el prototipo mostrado por Porsche, tendrá todavía muchos puntos en común, sino por el esquema de propulsión que estrenará.

El todocamino, de hecho, nacerá con la nueva plataforma PPE, que Porsche compartirá con algunos otros modelos del Grupo Volkswagen, empezando por el Audi Q4 e-tron.

Fuente: InsideEV Italia