¡Vaya juguete para pasarlo de cine en el 'Infierno Verde'!

Seguro que, como a nosotros, te encanta ver vídeos de coches rodando en Nürburgring y más aún si son tan especiales como el Peugeot 207 THP Spider, una barqueta desarrollada para una copa monomarca que se disputó allá por el año 2007.

Desde luego, aunque no es tan exclusivo como los cientos de 'cochazos' que inundan la pista alemana en las jornadas de puertas abiertas, la verdad es que hay que considerarlo como una auténtica 'rareza' y eso incrementa su caché.

Galería: Peugeot 508 PSE 2020

El biplaza francés, con el motor situado detrás del habitáculo, emplea la mecánica turbo de gasolina 1.6 THP, desarrollada conjuntamente con BMW. Si tienes buena memoria, la recordarás en modelos como el MINI Cooper S o los Peugeot 207 RC y RCZ, por poner algunos ejemplos.

Este bloque desarrolla 175 CV a 5.800 rpm y un par máximo de 240 Nm, constante entre las 1.600 y las 4.500 vueltas. Asociado a él aparece un cambio secuencial, de seis velocidades, con levas tras el volante. 

Además, el Peugeot 207 THP Spider anuncia un peso de tan solo 720 kilos y unas dimensiones exteriores de 4,13 metros de longitud y 1,85 de anchura, con una distancia entre ejes de 2,60 metros. 

Por lo demás, la carrocería es biplaza y el coche cuenta con un chasis tubular de acero, cualidades más que suficientes para dar lo mejor de sí en trazados míticos como Monza, Silverstone o Spa-Francorchamps, entre otros.   

Sin duda, el Peugeot 207 THP Spider es el vehículo perfecto para enfrentarse a Nürburgring en un 'relajado' día de pista, intentando exprimirlo al máximo, ¿no crees?

Con una producción limitada a tan solo 50 unidades, ver un ejemplar en acción resulta una oportunidad única, de la que todos podemos disfrutar gracias a la 'universalidad' de YouTube. ¡Que disfrutes del vídeo!