Se trata de una creación única para un cliente europeo.

La marca de Maranello acaba de presentar su último encargo especial, el llamado Ferrari Omologata, que es un coche único u one-off, creado para un cliente. Según la firma, se trata de un digno sucesor a la tradición de los GT de Ferrari, que suma ya siete décadas de historia.

Acabado en color Rosso Magma, y con una decoración inspirada en la competición, este Ferrari Omologata ofrece una banda sonora que resulta familiar, ya que bajo su carrocería se esconden las entrañas del Ferrari 812 Superfast, en el que está basada esta creación, fabricada a medida.

Galería: Ferrari Omologata 2020

Se trata del décimo one-off de la casa que toma como base un Ferrari V12 con motor delantero, desde el P540 Superfast Aperta del año 2009. Para un coche único, también había de ser única la pintura, que según la compañía se ha desarrollado específicamente, para ir a juego con detalles en fibra de carbono oscurecida.

El proyecto Omologata, que ha llevado dos años de trabajo, apenas mantiene los faros y el parabrisas, ya que el resto de componentes de la carrocería han sido rediseñados, en busca de un aspecto moderno a la par que cargado de tradición.

Ferrari Omologata 2020.

Destaca el frontal, con una calandra específica, ovalada y plana, así como una zaga que incluye, además de un imponente difusor o unos pilotos redondos, un prominente spoiler y también una cubierta de lamas en el color de carrocería, para la luneta posterior.

En principio, no se han anunciado modificaciones para el motor 6,5 litros V12 atmosférico, de manera que debería conservar la misma potencia que en el 812 Superfast, que es de 800 CV a 8.500 rpm, con un par motor máximo de 718 Nm a 7.000 vueltas.

Ferrari Omologata 2020.

En el habitáculo del Omologata encontramos asientos tapizados en una combinación de cuero y tela 'Jeans Aunde', arneses de cuatro puntos y un interior protagonizado por el color negro, con elementos metálicos en el salpicadero y el volante, y manetas de las puertas con un acabado que recuerda a modelos clásicos de la casa, como el 250 GTO.

Lógicamente, se desconoce el precio que habrá pagado el cliente por semejante creación, única y fabricada totalmente a medida, pero desde luego el Omologata no ha de ser precisamente asequible.