Se llama Project Geländewagen, se trata de un vehículo a escala 1:3 y sus creadores lo consideran una obra de arte.

Si piensas en un coche que se pueda convertir en un modelo de carreras, posiblemente jamás se te ocurriría el Mercedes-Benz Clase G, pero el Project Geländewagen demuestra que un todoterreno también podría utilizarse para competir contra el cronómetro. 

Se trata de un modelo a escala 1:3 que se venderá en una subasta con fines benéficos de RM Sotheby's, el próximo 2 de octubre. Las estimaciones señalan que se adquirirá por un precio que oscilará entre los 60.000 y los 80.000 euros. 

Galería: Mercedes-Benz Clase G, Project Gelandewagen

Este curioso vehículo es el resultado de la colaboración entre el jefe de Diseño de Mercedes-Benz, Gorden Wagener, y el director artístico masculino de Louis Vuitton, Virgil Abloh. A ambos se les ocurrió la idea de quitar todo lo superfluo del Clase G para crear un coche desde cero.

A partir de ahí, no sabemos cómo, el trabajo finalizó con un todoterreno que parece listo para una carrera de coches de turismo. A pesar de su fisonomía rectilínea, la verdad es que el coche puede 'dar el pego' en una competición. 

Abloh y Wagener bajaron la altura del 4x4 alemán y añadieron pasos de rueda más anchos. Las cubiertas de malla adornan las ventanas y los neumáticos están inspirados en los de competición, con el flanco adornado con la inscripción Mercedes-Benz Geländewagen.

La extraña textura de la pintura se debe al lijado a mano de algunas secciones, lo cual proviene de un deseo de evitar la perfección. Los intermitentes y los retrovisores exteriores se han eliminado, mientras que las salidas de escape permanecen en los laterales, tal y como sucede en la variante AMG del coche. 

Mercedes-Benz Clase G, Project Gelandewagen

La cabina está igualmente despojada de los elementos más básicos. La mayoría del interior es blanco, pero la jaula antivuelco está pintada de color azul claro. Asimismo, los cinturones de seguridad con cinco puntos de anclaje, los tiradores de las puertas y algunos interruptores van en rojo.

Como elementos deportivos, debemos destacar el volante al estilo de un monoplaza de la Fórmula 1 y los baquets propios de un coche del DTM. "Con el Project Geländewagen hemos creado una obra de arte única, que muestra futuras interpretaciones del lujo", según Wagener.

Si fueses millonario, ¿adquirirías este vehículo a escala para lucirlo en algún lugar especial de tu casa, como si fuese un cuadro o una escultura? El que lo compre, seguro que sí...