Se incrementa el confort y mejora la aceleración.

La familia 718 de Porsche, con el motor bóxer de seis cilindros y 4,0 litros, puede adquirirse con la transmisión automática de doble embrague PDK, de siete velocidades. En concreto, los beneficiados son los 718 Boxster y Cayman GTS 4.0, más el 718 Spyder y el 718 Cayman GT4. 

Esta incorporación incrementa el confort de marcha y mejoras las prestaciones de los deportivos alemanes. Así, el 718 Spyder y el 718 Cayman GT4, ambos con 420 CV, aceleran de 0 a 100 km/h en medio segundo menos, parando el cronómetro en 3,9 segundos. 

Galería: Familia Porsche 718 4.0 2021 con PDK

Por su parte, los 718 Boxster GTS 4.0 y 718 Cayman GTS 4.0, con 400 CV, también reducen en medio segundo esa misma maniobra, pasando de 4,5 a 4,0 segundos. Asimismo, tardan cuatro décimas menos (13,7 segundos) en alcanzar los 200 km/h. 

En estos dos modelos, el pack Sport Chrono es de serie y, a través de los cuatro programas seleccionables (Normal, Sport, Sport Plus e Individual), el cambio PDK modula su funcionamiento. 

En los dos últimos modos, se produce un golpe automático del acelerador para reducir de marcha (maniobra punta tacón) y se llega más alto en el cuentavueltas antes de engranar una velocidad superior. Por cierto, la caja PDK incorpora el sistema de control de arrancada Launch Control para poder emular a los vehículos de competición.

Tampoco debemos olvidarnos del botón Sport Response, con el que el conductor obtiene las máximas prestaciones del vehículo durante 20 segundos, incluso llevando activo el programa Normal. 

El selector del cambio en los 718 Spyder y 718 Cayman GT4 comparte diseño de clara inspiración 'racing' como el del 911 GT3. Asimismo, hay que destacar que la séptima relación tiene un desarrollo más corto en todos los 718 con motor de seis cilindros, con el fin de aumentar la deportividad.

Familia Porsche 718 4.0 2021 con PDK

Por último, la familia 718 4.0 2021 con PDK incorpora un diferencial autoblocante trasero mecánico optimizado. En esencia, consigue bloquear más que antes, tanto en tracción (un 30%) como en retención (un 37%).

En los 718 Boxster GTS 4.0 y 718 Cayman GTS 4.0, la caja PDK supone un sobreprecio de 3.713 euros, mientras que en los 718 Spyder y 718 Cayman GT4, la tarifa aumenta 3.224 euros.