Solo se fabricarán 25 ejemplares de esta versión de circuito, con un precio por unidad de 3,5 millones de euros.

El Gordon Murray Automotive T.50 tendrá una versión de circuito con más potencia y mucha más carga aerodinámica que el ya impresionante superdeportivo de carretera. La compañía fabricará solo 25 ejemplares y los venderá por 3,1 millones de libras antes de impuestos (3,5 millones de euros al cambio actual). La expectación es tal, que más de la mitad de esas unidades ya tienen un comprador.

Gordon Murray Automotive actualmente define a este modelo de pista como el T.50s, aunque la compañía afirma que el "nombre oficial, históricamente significativo para la empresa, será anunciado a finales de este año junto con su presentación mundial".

Galería: Gordon Murray Automotive T.50

El T.50s conserva el bloque atmosférico V12, con 4,0 litros de cilindrada del modelo de calle, aunque aumenta la potencia por encima de los 720 CV, en lugar de los 663 CV del modelo de serie. "Sin tener que lidiar con ninguna legislación sobre ruido o emisiones, hemos podido liberar todo el potencial del motor V12 y sus 12.100 rpm", afirma Gordon Murray sobre el nuevo modelo.

En lugar del cambio manual de seis velocidades del modelo matriculable, el T.50s utiliza una transmisión automática, con el mismo número de marchas y levas en el volante.

El T.50s estrena una carrocería con elementos aerodinámicos capaces de generar una fuerza descendente equivalente a 1.500 kilos. Los cambios más notables son un alerón de 1.758 milímetros de ancho en la parte trasera y una 'aleta de tiburón', que recorre desde la parte superior del techo hasta la trasera del vehículo.

Una toma de aire montada en el techo tiene el diseño justo para no interferir en la aerodinámica y, a su vez, conseguir un caudal de aire suficiente para generar un aumento de potencia en el motor cercano a los 30 CV (22 kW).

Gordon Murray Automotive T.50

En el interior, el vehículo se desprende de todo lo que no es imprescindible. El conductor sigue ocupando una posición centrada y se beneficia de un baquet de fibra de carbono con un arnés de seguridad de seis puntos.

El volante rectangular multifunción tiene mandos para el control de tracción, el de arrancada, intercomunicación con el pit-lane y para seleccionar el punto muerto. Asimismo, se aprecia un solo asiento de acompañante, ubicado a la izquierda del piloto.

Gordon Murray Automotive T.50

Según Gordon Murray Automotive, las 100 unidades del T.50 con especificaciones de carretera se agotaron en 48 horas. El superdeportivo tiene un precio de venta de 2,36 millones de libras (2,6 millones de euros), y la producción comenzará en enero de 2022. Como ya hemos dicho, más de la mitad de las unidades previstas del T.50s ya han encontrado dueño, así que si estás interesado, deberías darte prisa.