Los precios comienzan en 27.960 euros y las primeras entregas se realizarán en noviembre.

Sin apenas hacer ruido mediático, el Audi Q2 2021 acaba de presentarse como el restyling del SUV urbano alemán. Es cierto que era un modelo que esperábamos para finales de año, pero nos ha sorprendido su exhibición sin ningún teaser previo. 

El modelo germano crece hasta los 4,21 metros de longitud, fruto de los nuevos paragolpes, mientras que la anchura, 1,79, y la altura, 1,54, permanecen invariables. Al igual que su antecesor, destaca por su coeficiente aerodinámico (Cx) de 0,31 con la suspensión deportiva, un valor referencia en su segmento.  

Galería: Audi Q2 2021

Como puedes comprobar en las imágenes, los cambios estéticos son sutiles y en ellos se han aplicado motivos poligonales, por ejemplo, en la parrilla Singleframe. Típico de un facelift, los paragolpes se han rediseñado ligeramente, pero no se han producido modificaciones sustanciales. 

Los faros LED forman parte del equipamiento de serie, al igual que la Dirección Progresiva, de desmultiplicación variable, aunque en el apartado dinámico incidiremos más adelante. Continuando con la imagen del vehículo, el coche puede equipar los faros Matrix LED con intermitentes dinámicos y la paleta de colores suma cinco opciones nuevas: verde Manzana (novedad absoluta en Audi), gris Manhattan, azul Navarra, gris Flecha y azul Turbo.  

La personalización sigue siendo un punto fuerte, pues el pilar C (blade lo denomina Audi) puede ir pintado en el color del vehículo o en tonos negros, grises y platas. También la parte inferior de la carrocería está disponible en negro, gris Manhattan o en el mismo color que el resto del exterior. 

En el interior, las salidas de aire cambian de forma, al igual que la palanca de la caja manual y de la transmisión automática de doble embrague S tronic. Además, con el paquete Iluminación Ambiental plus, se añade iluminación en el salpicadero y en la zona de las rodillas. 

Audi Q2 2021, interior

Otra novedad es la sustitución del tejido Alcantara por la microfibra Dinamica. En total, hay ocho paquetes para el equipamiento opcional del habitáculo, para facilitar la personalización al cliente. En cuanto a las pantallas, la instrumentación Audi virtual cockpit puede alcanzar las 12,3 pulgadas, mientras que el monitor central llega a 8,3, en el mejor de los casos.

Por cierto, esta pantalla central se sigue pudiendo gobernar desde el mando circular MMI touch, situado en la consola central, una solución muy acertada, ya que no obliga a estar tocando la pantalla constantemente, con la pérdida de concentración al volante que eso supone.

Audi Q2 2021, frontal

Inicialmente, el Audi Q2 2021 se lanza con el motor turbo de gasolina 1.5 TFSI, con 150 CV y 250 Nm, que cuenta con el sistema de desconexión selectiva de cilindros COD. Este propulsor se puede vincular a una caja manual de seis marchas o la transmisión automática S tronic, con siete marchas. A lo largo del año, se sumarán más mecánicas TFSI y TDI. La tracción integral quattro estará disponible con algunos propulsores. 

Además de la Dirección Progresiva antes comentada, el SUV germano también ofrece una suspensión deportiva, que reduce la altura libre al suelo en 10 milímetros, y otra adaptativa. La gama de llantas, con tres nuevos juegos, oscila entre las 16 y las 19 pulgadas. 

De serie, el equipamiento de serie es más completo que antes, pues incluye llantas de aleación de 16 pulgadas, faros LED, volante de cuero multifunción, puerto USB, control de velocidad de crucero tempomat... Por encima se encuentran los acabados Advanced, S line y Black line. 

Audi Q2 2021, lateral

El Audi Q2 2021 podrá reservarse este mismo mes de septiembre desde 27.960 euros, si bien con el motor 1.5 TFSI de 150 CV, el precio de acceso es 29.760 euros. Las primeras entregas están previstas para finales del mes de noviembre.

Como suele ser habitual, se comercializa una edición especial de lanzamiento, por nombre Genuine edition, limitada a 400 unidades. Está basada en el acabado S line, pero integra mucho más equipamiento, aunque cuesta solo 1.500 euros más que el Q2 S line con el mismo motor. Sin duda, una gran ventaja desde el punto de vista monetario.