Podríamos decir que estamos ante todo un 'Hot Rod' de Lincoln.

Dentro del evento de subastas de coches organizado por Mecum Auctions, a finales de este mes, hemos encontrado un raro coupé de lujo, un Lincoln Mark VIII de 1993. Normalmente, este tipo de vehículo no debería alcanzar un precio muy elevado, pero es que no hablamos del típico Lincoln de color beige.

Se trata de un ejemplar de preproducción, que Ford construyó para probar, y demostrar, las capacidades dinámicas de su nuevo bloque modular V8, con 4,6 litros de cilindrada, destinado a impulsar a varios modelos de Ford Motor Company.

Galería: Lincoln Mark VIII Clase D Land Speed 1993 Prototype

Ford hizo varias modificaciones al vehículo, incluyendo la incorporación de una jaula antivuelco. Esos cambios incluyeron la eliminación de los frenos traseros y el reemplazo de los catalizadores por un verdadero sistema de doble escape.

Según los datos facilitados, la caja de cambios automática disponía de una configuración específica. La suspensión también fue revisada, rebajando la altura de la carrocería al suelo en dos pulgadas (5 centímetros).

Lincoln aplicó todos esos cambios dentro del Mark VIII. Ford llevó el coche a las Salinas de Bonneville, donde el piloto Holly Hedrich consiguió una velocidad punta de 294,017 km/h en una prueba de ida y vuelta, estableciendo un récord de la clase. Un banco de potencia confirmó que el motor 4.6 V8 desarrollaba una potencia cercana a los 290 CV.

Lincoln Mark VIII Clase D Land Speed 1993 Prototype

Desde el exterior, el Lincoln se parece al típico Mark VIII. Los tiradores del capó estropean un poco las líneas limpias de la carrocería del coupé, pero salvo por ese detalle, todo lo demás resulta conocido.

Lincoln Mark VIII Clase D Land Speed 1993 Prototype

Este prototipo del Lincoln Mark VIII, de 1993, se subastará el próximo 27 de agosto, el primer día del evento de subastas. Se celebrará en Kissimmee, Florida (Estados Unidos), y por el momento no se ha facilitado ningún dato que nos revele el precio de venta del vehículo.

Lincoln Mark VIII Clase D Land Speed 1993 Prototype

Sin embargo, sí que tiene tarifa de reserva, lo que significa que no podrá venderse si la puja máxima no alcanza, como mínimo, la cantidad marcada. En cualquier caso, como no se trata de un Lincoln normal, suponemos que su coste también será especial. 

Fuente: Mecum Auctions