El superdeportivo se beneficiaría de tecnología empleada por la marca en Le Mans.

Aunque Nissan está ahora mismo más centrada en recortar gastos, parece que el superdeportivo GT-R tiene futuro dentro de la marca. Dentro de su exclusivo nicho de mercado, es uno de los modelos más veteranos, por no decir el que más, ya que se presentó hace más de una década.

Es verdad que ha sido objeto de varias mejoras y actualizaciones en su trayectoria (incluso Italdesign creó el GT-R50), pero nunca ha llegado esa ansiada nueva generación. Esta curiosa situación podría cambiar dentro de no mucho tiempo.  

Galería: Nissan GT-R50 by Italdesign 2020, primer coche de producción

Según los rumores, Nissan planea renovar la mayor parte de su gama, incluido el GT-R, cuya nueva entrega podría llegar en el año 2023. Para la parte mecánica, recurriría a un sistema de recuperación de la energía cinética.

Se trata de una tecnología empleada por el GT-R LM NISMO en las 24 Horas de Le Mans, dentro de la categoría LMP1. Así lo explicó Ben Bowlby, director de equipo y técnico de Nissan en LMP1: "Tenemos un motor de gasolina V6 biturbo de 3,0 litros que produce una gran cantidad de energía y además disponemos del sistema de recuperación de energía cinética (ERS)".

Y continuó diciendo: "El coche es una masa, que viaja a gran velocidad y cuando se desacelera en las curvas se aprovecha la energía cinética. A partir de aquí podemos implementar esta energía almacenada para acelerar el coche cuando sale de la curva, porque el sistema de recuperación de energía puede liberar la energía almacenada muy rápidamente, por lo que lo hace muy poderoso".

Esta información parece contradecir a otras que surgieron el año pasado. Una decía que el futuro GT-R no sería híbrido y otra aseguraba que el modelo actual permanecería sin cambios muchos más años.

En cualquier caso, lo importante es que Nissan parece tener listo un futuro para el GT-R, su modelo más pasional, y eso siempre es una buena noticia, sobre todo para los amantes de las altas prestaciones. 

La parte negativa podría venir dada por la disminución de la gama del fabricante japonés en Europa. Si esta decisión se convierte en oficial, Nissan podría vender en España solo SUV y vehículos eléctricos. Por lo tanto, desaparecían de aquí el Micra, el próximo 400Z y esta nueva entrega del GT-R. Veremos en qué quedan estos rumores.    

Fuente: Automotive News