Así lo ha asegurado el propio mandamás de la marca, Stephan Winkelmann.

Desde que Bugatti presentara el 16C Galibier Concept, en el salón de París de 2009, no hemos dejado de hablar sobre un posible nuevo en la gama de la firma francesa. Una posibilidad que no se ha concretado... y que tampoco parece que vaya a hacerse realidad ahora, tal y como ha afirmado el máximo responsable de la marca.

Con un precio de alrededor de 2,65 millones de euros, el Bugatti Chiron es la variante más barata de la gama de la marca de Molsheim, pero tiene un precio desorbitado para la gran mayoría de los mortales, ya que es uno de los coches nuevos más caros del mercado.

Galería: Bugatti Galibier Concept

De hecho, a pesar de su fama, no es un coche que se venda en grandes cantidades, ya que no hay tanta gente dispuesta a desembolsar semejante cantidad de dinero. La marca ha fabricado unos 250 Chiron en los últimos años, y tiene otros 150 ya encargados, aunque todavía quedan otros 100 pendientes de ser vendidos, hasta alcanzar las 500 unidades de producción total.

Tratándose de un coche muy difícil de vender, al que no tanta gente puede acceder, hace ya mucho tiempo que se habla de un hipotético modelo más asequible de Bugatti, pero parece que este año 2020 no va a ser el mejor momento para hacerlo realidad.

Foto millonaria de Bugatti

El Grupo Volkswagen, al que pertenece el fabricante galo, ha decidido dar prioridad a la liquidez, de cara a enfrentarse a estos convulsos tiempos y a todo lo que ha ocurrido a lo largo de este año, así que la decisión sobre un futuro Bugatti "barato" tendrá que esperar.

El propio Stephan Winkelmann, máximo responsable de Bugatti, ha afirmado lo siguiente a Automotive News Europe: "Por ahora, necesitamos dejar este tema a un lado. Teniendo en cuenta la situación económica actual, nuestra principal prioridad es la liquidez". 

Al jefe de Bugatti le preocupa el hecho de que los más ricos no estén dispuestos a hacer un desembolso tan importante, de millones de euros, en tiempos tan complicados como los actuales, con la incertidumbre que nos rodea. 

Bugatti EB110, Veyron y Chiron

En principio, el esperado segundo modelo de Bugatti debería haber sido un GT más utilizable, con plazas traseras y un sistema de propulsión eléctrico, e incluso algo más 'levantado', aunque la marca no emplee el término SUV, de igual forma que Ferrari se resiste a denominar así a su Purosangue.

Los rumores afirman que el precio de este hipotético Bugatti estaría entre los 500.000 y 1.000.000 de euros, pero el fabricante necesitaría una inyección importante de dinero (que es la que no va a llegar) para aumentar la producción, de los alrededor de 100 coches que fabrica actualmente al año, hasta unos 900 ejemplares.