La berlina de lujo británica se prepara para la nueva era electrificada.

Con la desaparición del Mulsanne, Bentley ha ascendido a la condición de buque insignia de la casa al Flying Spur. Podríamos considerarla como la berlina de lujo más exclusiva a la venta en la actualidad, con permiso del del Rolls-Royce Phantom.

No obstante, no pienses en el Flying Spur como un vehículo enfocado solo al máximo confort. Su mecánica es capaz de llevarlo hasta una velocidad punta de 333 km/h, algo que no está nada mal para un vehículo que supera de forma holgada las dos toneladas de peso.

Galería: Bentley Flying Spur Speed PHEV fotos espía

Bentley es consciente de que su cliente tipo, procedente del mercado de gama alta, siempre busca algo mejor y está dispuesto a pagar la diferencia. En este contexto, no nos extrañaría conocer un Flying Spur con el apellido Speed, en breve. De hecho, las imágenes que estás viendo bien podrían corresponder a un prototipo de esa futura versión, como lo demuestran las cuatro colas de escape que también hemos podido ver en el Bentayga Speed, equipado con un sistema de escape firmado por el especialista Akrapovic.

La diferencia entre esta majestuosa berlina y el opulento todoterreno de la firma de Crewe es que el prototipo del Flying Spur que aquí te mostramos parece ser una versión híbrida enchufable (PHEV). La tapa que aparece en la aleta trasera izquierda delata su genética electrificada. Obviamente, la tapa de carburante también está presente, pero en este caso en la parte trasera derecha, como suele ser habitual.

De estar contemplando el futuro Bentley Flying Spur Speed, tendría todo el sentido que la firma británica adoptase el tren de potencia híbrido enchufable del Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid. La berlina deportiva del fabricante de Stuttgart combina un bloque de gasolina 4.0 V8 biturbo con un motor eléctrico para ofrecer una potencia conjunta de 680 CV y 850 Nm de par motor.

Bentley Flying Spur Speed PHEV fotos espía

Lógicamente, esta versión sería mucho más potente que el actual Flying Spur equipado con un motor de gasolina 6.0 W12, turboalimentada, con 635 CV y 900 Nm de par motor.

Bentley Flying Spur Speed PHEV fotos espía

Dicho esto, no está totalmente confirmado que esta mula de pruebas sea el Flying Spur Speed. También cabe la posibilidad que se trate de una futura versión híbrida de la berlina de lujo británica, que posiblemente podría optar por el bloque 2.9 V6, biturbo, híbrido enchufable del Panamera E-Hybrid. En este caso, la potencia combinada es de 462 CV y 700 Nm de par motor, en el caso de Porsche.

Sea como sea, lo que está claro es que Bentley planea nuevas versiones para el Flying Spur. Además, con el Mulsanne fuera del catálogo de producto, todas las miradas se centrarán en él y eso significa que todo el desarrollo técnico, a corto plazo, irá destinado al Flying Spur.

Fuente: CarPix