La firma británica limitará la producción de esta lujosa berlina a únicamente 15 ejemplares.

La división especial Mulliner del fabricante de Crewe, dedicada a las creaciones más especiales y exclusivas de la casa inglesa, acaba de desvelar una edición limitada del Bentley Mulsanne, que se fabricará en una tirada ínfima, únicamente para el mercado chino. El precio, según Bentley, solo se facilitará previa petición del cliente.

El buque insignia de la marca, en su versión EWB (Extended Wheelbase) de batalla larga, sirve como base para el tratamiento especial de Mulliner, que lleva todavía un paso más allá el lujo y el refinamiento del habitáculo del modelo británico.

Galería: Bentley Mulsanne EWB Limited Edition By Mulliner

Mulliner ofrece solo dos colores de carrocería para esta edición. Por un lado un negro con tintes azules que la marca denomina Onyx, y por otro el llamado Black Velvet, también negro pero con pigmentos de color rojo. Además, en ambos casos la línea de cintura del modelo se resalta con una fina franja dorada.

El frontal luce la parrilla específica Serenity, como alternativa a la calandra convencional, mientras que las grandes llantas de aleación Radiance, en diseño de catorce radios, tienen un diámetro de 21 pulgadas.

En el interior del Mulsanne encontramos materiales de primera, como tapizados de cuero o molduras de madera lacada y de metal, al igual que detalles exclusivos como un bordado para el respaldo de los cuatro asientos, que representa el 'skyline' de la ciudad de Londres, o una moldura decorativa en el salpicadero con el mismo motivo.

El cliente podrá elegir, eso sí, entre tres combinaciones de color para el interior, basadas cada una de ellas en colores de tono marrón, azul y crema. Por último, Mulliner añade listones exclusivos de acero inoxidable pulido en los umbrales de las puertas y luces de bienvenida instaladas en los retrovisores, que proyectan la inscripción 'Mulliner' en el suelo.