Son mucho más ligeros, resistentes y aumentan la potencia del motor.

La tecnología de impresión en 3D ya era utilizada por Porsche en la construcción de prototipos o la fabricación de piezas de repuesto, para algunos de los vehículos históricos de la firma de Stuttgart. En cooperación con sus socios Mahle y Trumpf, Porsche presenta, ahora, un nuevo proceso de fabricación de componentes de alto rendimiento.

De hecho, por primera vez, los pistones del motor del Porsche 911 (991.2) GT2 RS se fabrican con una impresora 3D. La impresión tridimensional permite fabricar los pistones con una estructura optimizada para las fuerzas que actúan sobre ellos. Estos elementos pesan un 10% menos que los pistones forjados tradicionales. También incluyen un conducto de refrigeración integrado y estanco, en la corona del pistón, incapaz de fabricar mediante los métodos convencionales.

Galería: Porsche presenta pistones impresos en 3D

"Gracias a estos nuevos pistones más ligeros, podemos aumentar la velocidad del motor, reducir la carga térmica de los pistones y optimizar la combustión", explica Frank Ickinger, ingeniero de Porsche. "Esto nos permite obtener hasta 30 CV de potencia adicionales del motor, mientras que al mismo tiempo se mejora la eficiencia".

El ensamblaje de las piezas, capa por capa, permite realizar nuevos diseños pero también mejorar los ya existentes. Hay varias técnicas diferentes para la impresión en 3D. Todas ellos se basan en el principio de la construcción multicapa, sin necesidad de fabricar una herramienta o un molde específico, previamente.

De esta forma, se puede realizar prácticamente cualquier forma geométrica. La impresora puede ser suministrada con datos directos de un ordenador. Los pistones del Porsche 911 GT2 RS han sido fabricados mediante polvo metálico, con un proceso de fusión de metal por láser. Un rayo láser calienta y derrite la superficie del polvo para que coincida con el contorno de la pieza.

Porsche presenta pistones impresos en 3D

Porsche ya utiliza procesos de fabricación a través de impresora 3D en varias áreas. Por ejemplo, una parte del asiento en impresión tridimensional ha estado disponible desde mayo para el 911 y el 718. La parte central del asiento, es decir, las superficies de la banqueta y del respaldo, se produce, en parte, con este tipo de impresión. En el futuro, los clientes podrán elegir entre tres niveles de firmeza (dura, media o blanda) para el relleno de la banqueta y el respaldo.

Porsche presenta pistones impresos en 3D

Porsche Classic también utiliza técnicas de impresión en 3D para reproducir piezas de plástico, acero y aleaciones que ya no estaban disponibles. La palanca de embrague en el Porsche 959, por ejemplo, ahora se hace con impresión tridimensional.

Porsche presenta pistones impresos en 3D

Alrededor de 20 piezas para los modelos Porsche Classic se fabrican actualmente mediante este proceso. Esta tecnología de fabricación es económicamente interesante para Porsche, al tener que producir pequeñas series especiales, así como para las demandas del departamento de competición.