La firma británica quiere exprimir la 'gallina de los huevos de oro'.

Aston Martin está viviendo cambios profundos, con Lawrence Stroll como nuevo dueño de la compañía y Tobias Moers ejerciendo como CEO, además del estreno del equipo de Fórmula 1 en 2021. En materia de producto, el SUV DBX tiene como objetivo convertirse en el vehículo que más beneficios genere a la casa. 

De hecho, el fabricante británico está pensando en ampliar la gama de su todocamino, con el fin de potenciar sus ingresos. Así, según Autocar, Aston Martin ya trabaja en otras dos versiones, una con formato coupé y otra de siete plazas. 

Galería: Aston Martin DBX 2020

En la presentación de los resultados financieros de la marca para el primer trimestre de 2021, Lawrence Stroll dijo: "Con la reapertura de la planta de St. Athan, estoy encantado de anunciar que el DBX está listo para que se inicien sus entregas este verano. Ya disponemos de una sólida cartera de pedidos hasta 2021 y, basándonos en ellos, esperamos revelar futuros modelos derivados a partir del próximo año". 

Andy Palmer, el anterior CEO de la firma de Gaydon, también había propuesto la idea de un DBX híbrido enchufable, pero no se espera que esté disponible hasta 2022 o incluso 2023. La compañía también quiere aprovechar al máximo la plataforma del DBX, fabricando otros modelos de diferentes segmentos. 

No obstante, lo más inmediato (este mismo verano) es la llegada de las primeras unidades del DBX al mercado español. Nosotros asistimos a la puesta de largo del coche, de manera estática, en el concesionario Aston Martin Madrid y allí supimos que el precio oficial comienza en 210.000 euros.

El modelo británico se impulsa con el conocido motor 4.0 V8, biturbo, de origen Mercedes-Benz, que entrega 550 CV y 700 Nm, asociado a una transmisión automática con convertidor de par, de nueve velocidades, y a un sistema de tracción total, con diferencial central y trasero, dotado de reparto variable del par.

Aston Martin DBX 2020

De serie, el Aston Martin DBX disfruta de una suspensión neumática adaptativa y, como no puede ser de otro modo, las prestaciones son soberbias: aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos y velocidad máxima de 291 km/h.

El rival del Porsche Cayenne y del Lamborghini Urus alcanza los 5,0 metros de longitud y ofrece un amplio maletero de 632 litros, además de cinco plazas y no cuatro individuales. Permaneceremos atentos a esas más que probables nuevas variantes del DBX... 

Fuente: Motor1.com Francia